jueves, 2 de enero de 2014

CINE EUROPEO - MAR ADENTRO (2004) de Alejandro Amenábar






   

SOLO SE TRATA DE VIVIR


* * * *
MUY BUENA



Ramón lleva casi treinta años postrado en una cama al cuidado de su familia. Su única ventana al mundo es la de su habitación, junto al mar por el que tanto viajó y donde sufrió el accidente que interrumpió su juventud. Desde entonces, su único deseo es terminar con su vida dignamente. La llegada de dos mujeres alterará su mundo: Julia, la abogada que quiere apoyar su lucha y Rosa, una vecina del pueblo que intentará convencerle de que vivir merece la pena. La luminosa personalidad de Ramón termina por cautivar a ambas, que tendrán que cuestionar como nunca antes los principios que rigen sus vidas. Él sabe que sólo la persona que de verdad le ame será la que le ayude a realizar ese último viaje.
  
El talentoso director Alejandro Amenabar se pone al frente de su cuarto largometraje y une sus fuerzas con Javier Bardem, el actor español por excelencia en estos tiempos. "Mar Adentro" es la historia verídica de un hombre que durante 28 años luchó contra los sistemas de gobierno de su país para que le fuera otorgado el permiso de morir bajo los efectos de la eutanasia. Ramón Sampedro quedo cuadriplejico por culpa de un accidente y buscaba la libertad para escapar de una vida sin dignidad.

El guión de la película está construido siguiendo paso a paso las vivencias de Ramón Sampedro, pero lo interesante -o lo curioso- es que no se centra completamente en él y le da importante protagonismo a los personajes que revisten la historia -femeninos en su mayoría- y lo secundan para plasmar una realidad que pinta de cuerpo entero a una sociedad frente a una problemática que afecta a muchos, y donde estos responden de distinta manera. Amenabar no se encarga de juzgar, sino de mostrar las distintas perspectivas que ofrece tan delicada situación en cuanto a quienes involucra, ya sean participantes de entidades sociales, funcionarios del gobierno, familias de distinta clase social o los mismos damnificados o victimas, como lo es el personaje de Ramón Sampedro en este caso.

La dirección de Amenabar evoca la historia con un tono realista, aunque por momentos corre el riesgo de llevar a sus personajes al absolutismo (unos muy buenos, otros muy malos) y enmarcado en una constante recurrencia a la belleza visual de distintos paisajes que acompañan la poética recitación de la voz del personaje de Javier Bardem. Es interesante la forma que encuentra el director de mezclar la realidad con la ficción y los sueños del personaje con sus anhelos truncos, además del recurso de flashbacks para mostrar la vida del personaje antes del accidente. El único punto cuestionable a medias resultan las líneas de diálogo implementadas para aliviar de cierta forma el relato denso y dramático, pretendiendo causar simpatía en el espectador. Algo poco anticipable dado lo crítico y angustiante de la temática, que a su vez concuerda con la tibia tonalidad de iluminación, efecto plástico correctamente elegido por el realizador que da un tono melancólico al film.


El elenco esta muy bien representado gracias a personajes secundarios muy bien delineados y retratados a la perfección en cada una de las etapas de desarrollo de la historia. Mención aparte para la descomunal actuación de Javier Bardem, eje fundamental en la columna verterbral del film. Irreconocible por su caracterización, entrega cuerpo y alma para una actuación magnifica, sin fisuras. Con una determinación muy sensata, tiene como corolario la escena final donde su despliegue actoral en todo su esplendor hace difícil encontrar interpretación similar.


Clip -trailer:



miércoles, 1 de enero de 2014

CINE EUROPEO - REALMENTE AMOR (Love Actually, 2003) de Richard Curtis







ME QUIERE, NO ME QUIERE



* * * *
MUY BUENA




El nuevo primer ministro se enamora de un miembro de su gabinete a los pocos minutos de tomar posesión de su despacho. Un escritor escapa al Sur de Francia para reponerse de una desilusión amorosa y se enamora de nuevo en un lago. Una mujer felizmente casada sospecha que está perdiendo a su marido. Una recién casada interpreta mal la actitud del mejor amigo de su marido. Un escolar quiere despertar el interés de la chica más deseada del colegio. Un padrastro que se ha quedado viudo trata de conectar con un hijo al que apenas conoce. Una ejecutiva se arriesga a dar el primer paso con un compañero de trabajo de quien lleva tiempo enamorada. Un viejo rockero que ha vivido mucho pero no se acuerda de nada prepara su reaparición final a su peculiar manera. 

El amor, el gran enredador, a todos los iguala a la hora de complicarles la vida. Los amores y las vidas de todos estos ciudadanos de Londres se mezclan y entrecruzan en el día de Navidad, con resultados románticos, divertidos y agridulces para todos los que han tenido la fortuna de enamorarse, y no.

"Realmente Amor" es una película para disfrutar de principio a fin en sus dos horas diez de duración, reír, emocionarse y seguir creyendo en el amor. Es la edulcorada propuesta de los creadores de "Cuatro Bodas y un Funeral" y de "Nothing Hill" y de la mano de Richard Curtis con un elenco lleno de estrellas.

El guión a cargo del mencionado Curtis, nos introduce en la historia de vida de 19 personas distintas a cinco semanas de la Navidad, que en algún punto se conectan y van dando a lo largo del film, sentido a la trama. Toques románticos, de comedia y de drama son muy bien matizados todos en sus dosis ideales y un mensaje constante de amor y tolerancia destacan a lo largo de todo el film. 

La dirección, también en manos de Richard Curtis resulta magistral: ambientada en un Londres navideño, el film resalta la capacidad de retratar con oficio esa punción de sensaciones como el drama, el humor y romance de la película a través de los personajes, así como de conectar a los diferentes pasajes que conforman la historia de la misma. 

Contando con un multiestelar elenco de figuras reconocidas -Colin Firth, Keira Nightley, Rowan Atkinson, Billy Bob Thornton, Bill Nighy, Alan Rickman, Liam Neeson, Emma Thompson, Hugh Grant y Laura Linney-, Love Actually es irresistible y sabe conmover cuando se lo propone. Aún cuando se cargue por el camino cualquier asomo de verosimilitud, como sucede con este tipo de films, infaltables para cada temporada de fin de año, desde Frank Capra y su tradición navideña hasta nuestros días.  


Clip - trailer: