jueves, 4 de abril de 2013

CLÁSICOS - MARATÓN DE LA MUERTE (Marathon Man, 1975) de John Schlesinger




PARANOIA Y PERSECUCIÓN


* * * * *
EXCELENTE


"Maratón de la Muerte" dio luz al mundo como film en una época ideal para el tema que trataba. En ese entonces se había puesto de moda el film de espionaje combinado con temáticas nazi, dos géneros que por separado dieron buenos dividendos en la década del '70. Cercano al film de espías y paranoia como "Los Tres Días del Cóndor" y "Todos los Hombres del Presidente", así como también a películas que retomaban la eternamente abordada temática nazi como "Los Archivos de Odessa", temática que hoy en día sigue vigente aun en producciones menores, como con el penúltimo film del veterano Norman Jewison, "7 crímenes". Finalmente, Schleinsger logra encontrarle la vuelta para no agotar el recurso y concebir una obra maestra.
Cada mañana en el Central Park de Nueva York, Babe Levy, un joven judío, estudiante de historia de la universidad de Columbia, se entrena para correr el "Marathon". Este entrenamiento le hace entablar amistad con una joven estudiante suiza, Elsa Opel. Por otro lado, Christian Szell, un célebre criminal de guerra nazi, apodado ”El ángel blanco”, y refugiado en Uruguay, llega a Nueva York para asistir al entierro de su hermano Klaus, fallecido en un accidente de circulación. Babe encuentra muerto a su hermano Doc, asesinado en su apartamento, tras la llegada de Szell a la ciudad.

Poco después, Karl y Erhardt resultan cómplices de Szell en el asesinato de Doc, que estaba realizando una investigación sobre los criminales nazis escondidos por el mundo bajo personalidades dispares, - cosa que Babe desconocía-, empiezan a acosarle. Szell le somete a crueles torturas físicas para arrancarle unos supuestos secretos que Babe no posee. En un determinado momento, Babe logra escapar de sus torturadores y emprende la huida gracias a su excelente forma física, descubriendo que Janeway, el jefe de Doc, y Elsa, trabajan en colaboración con Szell. Tras la muerte de todos los cómplices, finalmente Babe recupera la pista de Szell, que ha acudido a Nueva York para recuperar un tesoro de guerra que poseía Klaus.
El film es un clásico dentro de su tipo y el talentoso director John Schlesinger volvería a retomar esta temática de espionaje y corrupción política en films de los '80 como "El Inocente" y "El Halcón y la Paloma".  Maratón de la Muerte toca temáticas como la corrupción política, remite a los campos de concentración del nefasto periodo nazi, como la persecución a los fugitivos del régimen, la venganza de las víctimas y a labor secreta de los dobles agente del espionaje. En este thriller psicológico y paranoico lleno de resoluciones inteligentes, también se acentúa una intriga y suspenso que va de menor a mayor, de manera visceral y tensa, para sostener al espectador al borde de la tensión por más de sus dos horas de duración. 
Cabe destacar que el tema de los dobles agentes, es un recurso llevado a pantalla hasta el hartazgo: desde la clásica concepción de Hitchcock en Intriga Internacional hasta el más moderno héroe de cine acción que diera vida Matt Damon en la saga de "Bourne". Laurence Olivier y Dustin Hoffman estelarizan esta película. Es recordada y perturbadora la escena de tortura mediante una cirugía dental donde el maligno personaje de Olivier somete al indefenso personaje de Hoffman. Una dupla actoral formidable, donde Olivier, clásico interprete de Shakespeare, ya veterano no tenia nada que probar a su brillante carrera y Hoffman, novato, subía un peldaño mas agregando otro papel de peso a su joven trayectoria que comenzara de la mano de "El Graduado". 

Clip - trailer:

lunes, 1 de abril de 2013

CINE EUROPEO - PARÍS, TE AMO (París Je T´Aíme, 2006) de Oliver Assayas y otros




FASCINACIÓN Y ENCANTAMIENTO




* * * 
BUENA

 

Como lo ha demostrado el cine nacional al recrear los hechos previos, el durante y el después del atentado a la A.M.I.A. hace algunos años o el cine estadounidense haciendo lo propio con el trágico 11.09, el séptimo arte se ha mostrado efectivo a la hora de juntar varios cortos de prestigiosos directores y elaborar un largometraje. 

Claro que la tarea no es sencilla, dado la heterogeneidad de material con la que uno puede disponer, de los distintos acercamientos de tal o cual director y sobre todo de la capacidad de conmover al espectador en apenas unos pocos minutos para atraparlo con una historia de corta duración o aburrirlo con un tedio interminable que se sucede en tramas repetidas que no llegan a despuntar por si solas.

En París el amor está en todas partes. En la barra de sus bares y cafeterías, bajo la Torre Eiffel, incluso por debajo de las calles, en el metro. "Paris, Te Amo" es un París visto a través de los ojos de algunos de los más aclamados directores, cada uno de ellos nos cuenta una historia que desarrolla en uno de los diferentes distritos de París. El resultado es un abanico de historias sobre la alegría, la separación, los encuentros inesperados y extraños, y, sobre todo, acerca del amor. Veremos esta ciudad de una forma que nunca hemos imaginado y entenderemos por qué París es la ciudad más romántica del mundo.

 

La virtud, como regla omnipresente, esta en darle a una situación cotidiana un valor descriptivo en donde los personajes hagan la diferencia. Así el film se reparte aciertos y errores, que mas allá de resultar en un compendio de historias algunas mas disfrutables que otras es una oportunidad para no dejar pasar y poder observar la capacidad creativa de algunos de sus realizadores. Una historia de amor es la premisa de cada corto, ambientada en algún rincón de Paris, como lo son las anteriores, en sus distintas formas y manifestaciones, quizás marcadas por la soledad, en otras ocasiones por la tensión o la desesperanza, la ira. 

Otro atractivo sin dudas, es el multiestelar elenco que reúne el film, con figuras identificables a casi todo el mapa cinematográfico mundial. Mientras algunos apuestan al clasicismo en la puesta de cámara, otros prefieren sutilezas mas efectistas en pos de destacar como principal protagonista a la siempre cinematográfica y disfrutable de contemplar Ciudad de las Luces.



Se destacan las historias de Los Hermanos Coen con un papel excéntrico a cargo del polifacético Steve Buscemi, la de Tom Tykwer (acertado en “Corre Lola Corre”, no así en “Perfume”) con la inmejorable Natalie Portman. A cargo del no muy popular Nobuhiro Suwa se encuentra una trama surrealista y emotiva con la siempre distinguida Juliette Binoche y la participación de Willem Dafoe. 

Por su parte, nos dejan con las ganas de ver mas historias que podrían haberse aprovechado mejor como el corto de Wes Craven, que mezcla romanticismo con espíritus fantasmagóricos, así como también la versión de Gerard Depardieu, quien nos deleita por apenas unos segundos con dos estupendos interpretes como Ben Gazzara y Gena Rowlands. 

La nota de color del film, un tanto fuera de lugar con la óptica y la temática abordada hasta el momento, destaca no por su acertada concepción sino porque parece sacada de otro contexto: a la manera de un cuento de vampirismo con su estética característica a cargo de Vicenzo Natali. Un poco de psicodelia no venía tan mal.

Clip - trailer: