domingo, 2 de diciembre de 2012

DOSSIER - STAR WARS, EPISODIO III: LA VENGANZA DE LOS SITH (Star Wars: Episode III Revenge of the Sith, 2007) de George Lucas // parte II

 



UNA ÉPICA DE OTRA GALAXIA




Ya lejano en el tiempo, pero intacto en la memoria, aparece el estreno de "La Guerra de las Galaxias" en 1977, para sus sucesivas continuaciones de "El Retorno del Jedi" (1980) y "El Imperio Contraataca" (1983). Episodio III - "La Venganza de los Sith" es el último capítulo de "Star Wars", la saga más famosa de la historia del cine, y uno de los mega estrenos más resonantes de la producción cinematográfica mundial. 


Acerca de la identidad del film, sin dudas este tiene rasgos muy marcados por la ideología de su director, Lucas continua la tendencia actual hollywodense de convertir la épica pura a la metáfora política una tendencia que se refleja en un guiño a las batallas humanas por el poder o el emerger de las dictaduras que ponen en peligro la paz y la libertad. Estas figuras de pensamiento parecen quedar muy perdidas y hasta en contradicción en medio de tan amplia y abarcadora realización. 

Más aún si se suma la ausencia del personaje de Han Solo -por términos arguméntales, claro esta, no por omisión- porque en sus pensamientos llegaba a poner en duda el funcionamiento perfecto de tan majestuoso sistema. Pero no puede juzgarse a Lucas por eso, ya que Star Wars es en definitiva entretenimiento en el más puro estado, perdiendo en consecuencia, cierta obligatoriedad que representa el cine clásico de autor. 

Respecto a los personajes centrales que protagonizan esta entrega, mientras los episodios que formaban parte de la primera trilogía se ocupaban de mostrar la construcción y evolución del héroe, esta ultima trilogía de la saga muestra la construcción y evolución del villano. Por otro lado, infinidad de elementos que pueblan la historia y que conforman este universo tan especial Lucas idea una estructura mitológica que remite a comparaciones cinematográficas que probablemente hayan marcado su juventud.

El episodio conserva su estructura a lo largo de los años intacta, si bien el espíritu clásico de western de ficción puro pierde la estructura actual y cede ante la imponencia visual perdiendo el espíritu romántico que lo marcaba en la primera etapa. Dicha orientación tanto se puede considerar como una evolución dado las reglas imperantes de la industria, o bien un elemento más de esta aparente perfecta pieza de relojería que es la obra de Lucas.

Este episodio es el cierre de la saga y por lo tanto, la película dará las respuestas a todas las preguntas pendientes de la historia: cómo Anakin se convierte en Darth Vader poniéndose al servicio de Darth Sidious, el villano del Lado Oscuro de la Fuerza, para juntos exterminar el poderío de los Jedis

En este Episodio, la guerra de los clones está por finalizar y el Consejo de los Jedi envía a Obi-Wan Kenobi a capturar al líder del ejército separatista y llevarlo a la Justicia. Mientras, Palpatine  ve cómo aumenta su poder. Sus cambios políticos provocaron que la República se trasformará en un Imperio Galáctico, y le revela a Anakin la verdadera naturaleza de su poder.


Trailer:



 

sábado, 1 de diciembre de 2012

DIRECTORES - COSTA-GAVRAS (1933-)






ILUSTRANDO AL HOMBRE CORROMPIDO





Konstantinos Gavras, llamado Costa-Gavras, es un director de cine franco-griego, nacido en Lutra-Iraias, Atenas, Grecia, el 13 de febrero de 1933. Cada película que dirige le sirve para hacer patente su compromiso político, omnipresente a lo largo de su obra. 

En su primera época se dedicó al thriller político y el drama sentimental, mientras que en los últimos años se ha volcado más a la ficción social. Sin perder su esencia, el realizador griego es un autentico grande de la cinematografía de todos los tiempos, indiscutible referente del cine independiente y comprometido. Una garantía asegurada de buen cine, vasta revisar algunos títulos destacados de su autoría para encontrar siempre una cohesión intelectual con los temas que aborda, sumado a una profundidad y calidad que invita al espectador a compartir la mirada del realizador.

La relevancia de Costa-Gavras como realizador se remonta a fines de los años '60 ya que con la enigmática "Z" (1969) inauguró ese subgénero tan abordado por estos días como el thriller político convencional. Sentando sus bases y estableciendo sus ritmos y estructura que ha permitido a muchos cineastas abordarlo a lo largo de los años, Costa-Gavras se convierte en pionero del mismo. La misma línea, casi conformando una trilogía, seguirian las impecables La Confesión (1970) y Estado de Sitio (1973), ambas protagonizadas por su actor fetiche, Yves Montand.

Su innegable oficio como narrador ha combinado tramas de suspenso y dramas familiares con elementos de comedia que suavizan el ennegrecido panorama de sus films, más cercanos al pesimismo político repleto de represión, cinismo, impunidad y crímenes de guerraValiente y arrojado, resulta una poco frecuente invitación del cine pensante, que no abunda como propuesta en los grandes estudios cinematográficos y e las ataduras de la industria

Su obsesión con estas temáticas lo llevan a retratar persecuciones políticas, exilios forzados, torturas y abusos de poder. Entre los pilares de su autoría, "Desaparecido" (1983) fue otra gran obra de su autoría, sobre la dictadura militar en Chile con un inolvidable Jack Lemmon a sus órdenes. Mientras que "Amen" (2001) resulta su trabajo conocido más reciente sobre la dudosa intervención de la Iglesia Católica en la barbarie del genocidio nazi en plena Segunda Guerra Mundial.

En su madurez autoral se animó a rodar con estrellas de Hollywood: La Caja de Música (1989) con Jessica Lange y El Cuarto Poder (1997) con Dustin Hoffman. A estos brillantes títulos destacados de su filmografía, se une en términos de calidad "La Corporación" (2006), su última gran obra. Con distintos matices, son fábulas sociales negras, que constantemente se plantea preguntas de índole política.  

La columna vertebral del relato de Costa Gavras es el interrogante que se plantea sobre su discurso moral, el escalonamiento social y los crímenes del poder. Con amargura y sin concesiones, haciendo uso de un humor ácido que borda lo absurdo, su paisaje se ve atravesado por una cruda pero sutil violencia que no se regodea en lo estético. Su mensaje esta implícito en lo dialéctico; el autor así concibe un cine intelectual, discursivo y punzante. 

Una rara avis en el panorama cinematográfico de la actualidad, Costa-Gavras conserva el pulso firme y la crítica sin concesiones de su primer época. Su legado es una abierta critica al sistema social de hoy, a sus turbios manejos políticos, a los valores éticos y morales devaluados que degradan al individuo. Confrontando al capitalismo salvaje y sus ejecutores, a la globalización y sus consecuencias, el cineasta europeo se reitera temáticas a las que refiere con permanentes apreciaciones y recursos visuales que acentúan el carácter de denuncia y critica comprometida, propios de su lenguaje.


Siempre presente la aguda y provocativa visión de Costa-Gavras, a lo largo de los años la historia del cine le ha reservado un lugar privilegiado, no sin cierta extrañeza, entre tanta admiración. Su mirada sin concesiones lo ha convertido en un director por siempre comprometido con las causas sociales y políticas en el mundo, que plasma a lo largo de su gran obra, transcurrido casi medio siglo después de su virtuosa irrupción. 




Filmografía como director:


    1965 : Los raíles de la muerte con Simone Signoret e Yves Montand
    1967 : Un homme de trop con Charles Vanel y Bruno Cremer
    1969 : Z con Yves Montand y Jean-Louis Trintignant
    1971 : La confesión con Yves Montand y Simone Signoret
    1973 : Estado de sitio con Yves Montand y Renato Salvatori
    1975 : Sección especial con Michael Lonsdale y Louis Seigner
    1979 : Clair de femme con Romy Schneider e Yves Montand
    1981 : Desaparecido con Jack Lemmon y Sissy Spacek
    1983 : Hanna K con Jill Clayburgh y Jean Yanne
    1985 : Consejo de familia con Fanny Ardant y Remi Martin
    1987 : El sendero de la traición con Debra Winger y Tom Berenger
    1989 : La caja de música con Jessica Lange y Armin Mueller-Stahl
    1991 :
        Pour Kim Song-Man con MC Solaar, Sai Sai
        Contre l'oubli codirigido con Chantal Akerman, René Allio
    1993 : Un pequeño apocalipsis con Pierre Arditi, André Dussollier
    1995 :
        Lumière y compañía codirigido con Lasse Hallström, Abbas Kiarostami
        À propos de Nice, la suite codirigido con Catherine Breillat
    1997 : Mad City con Dustin Hoffman y John Travolta
    2001 : Amen. con Ulrich Tukur y Mathieu Kassovitz
    2004 : Arcadia con José García
    2009 : Edén al Oeste con Riccardo Scamarcio
    2012 : El Capital con Gabriel Byrne