jueves, 24 de mayo de 2012

PROTAGONISTAS - Steve McQueen (1930-1980)


 




EL ÚLTIMO HÉROE DE ACCIÓN



Al cine le falta algo desde que, bastante prematuro por cierto, Steve McQueen se fue de entre nosotros y las pelìculas de acciòn a las que èl tanto nutriò, nunca pudieron reemplazarlo. Y seguramente le falte la cuota de riesgo y de vèrtigo con la que McQueen dotaba a sus personajes, con una autenticidad ùnica que solo su paradigmàtica estirpe conseguia. Distintas versiones se cuentan sobre la enfermedad y el posterior fallecimiento de Steve McQueen un 7 de Noviembre de 1980. Se dice que eligió una casa perdida en un monte en la Ciudad de Juárez en México para pasar sus últimos días luego de su retiro del cine y de sucesivos matrimonios que terminaron en fracaso. 

Pero su historia comienza mucho antes. Luego de formarse en el Actor's Studio de Lee Strasberg, su debut fílmico se produjo en 1956 en "Marcado por el Odio" de Robert Wise y junto a Paul Newman en la biografía sobre el boxeador Rocky Graziano. Pese a su breve aparición, el cartel que lo acompañaba le diò notoriedad y le posibilitò formar parte de la exitosa serie televisiva "Wanted Dead or Alive" que se extendió desde 1958 hasta 1961. Mientras tanto, el incipiente galàn alternaba incursiones en el cine de las cuales solo se rescata "Los Siete Magníficos" (1960), un impecable western de John Sturges adaptado de la genial "Los Siete Samuráis" de Kurosawa

Hacia comienzos de la década del '60 el status de McQueen como megaestrella del cine de acción se fue acrecentando gracias a títulos icònicos para la gènero como: "Héroes del Infierno" (1962) de Don Siegel, "El Gran Escape" (1963), también de John Sturges, "Adiós ilusiones" (!965) de Norman Jewison, "El Caso Thomas Crown" (1968), otra vez a las ordenes de Norman Jewison y "Bullitt" (1969) de Peter Yates, todas películas en donde McQueen desplegaba sus dotes de acción, su gusto por las mujeres, por el juego y su pasión por la velocidad en papeles hechos a su medida y desplegados en géneros como el bélico, el de aventuras, el policial o el suspenso.

En 1966 "The Sand Peebles" le representaría la consagración actoral absoluta que lo puso a las puertas del Oscar y que no encontraría semejante reto actoral en comparación hasta "Papillon" (1972), un notable film testimonial donde su vibrante interpretaciòn estuvo a la altura de la del mismísimo Dustin Hoffman, para un duelo actoral memorable. Luego volvería a trabajar junto a Sam Peckinpah -y su segunda esposa, la actriz Ali MacGraw- para la brillante película de acción "La Fuga" (1973) y un año mas tarde inauguraría junto a Paul Newman el cine catástrofe de Hollywood con "Infierno en la Torre". De ahí en mas sus incursiones cinematográficas serian cada vez mas pausadas y esporàdicas.  

El ultimo gran trabajo que se le conoció fue el recordado western "Tom Horn" (1980) que lo vio, a ojos del espectador, ya entrado en años, pero con su carisma intacto y sin perder la buena forma para encarnar héroes que se identificaran con el publico. Ese pùblico que lo llevara a ocupar un lugar que nunca nadie pudo igualar, gracias al aura intocable que McQueen generò en torno a su mìtica imagen. La misma sentó precedentes para las generaciones futuras que le deben mucho a McQueen en cuanto a la construcciòn de la figura moderna del héroe de acción que hoy conocemos, que en dècadas posteriores viò a su hèroe encarnado en la piel de Mel Gibson, Kevin Costner, Bruce Willis o Tom Cruise.

Como gran mito cinematográfico que fue, por lo que su figura significó para una época, su partida tan repentina como sorprendente dejò un vació enorme y el icono del héroe de acción por excelencia de los '60 y los '70 cobrò figura de leyenda. McQueen se internò para siempre en el Olimpo de las grandes figuras que conmovieron al mundo del espectáculo con su talento, pero que se fueron rápido y de manera inexplicable.



Filmografía

Cazador a sueldo (1980)
Tom Horn (1980)
An Enemy of the People (1978)
Infierno en la torre - El coloso en llamas (1974)
Papillon (1973)
La huida (1972)
Junior Booner (1972)
Le Mans (1971)
The Reivers (1969)
Bullitt (1968)
El caso de Thomas Crown (1968)
El Yang-Tsé en llamas (1966)
Nevada Smith (1966)
El rey del juego (1965)
Baby the Rain Must Fall (1965)
Amores con un extraño (1963)
Soldier in the Rain (1963)
La gran evasión (1963)
The War Lover (1962)
Hell Is for Heroes (1962)
The Honeymoon Machine (1961)
Los siete magníficos (1960)
Asalto al banco de St. Louis (1959)
Cuando hierve la sangre (1959)
The Blob (1958)
Never Love a Stranger (1958)

Somebody Up There Likes Me (1956)


martes, 22 de mayo de 2012

PROTAGONISTAS - Audrey Hepburn (1929-1993)

 


 LA PRINCESA ETERNA



Edda Kathleen Van Heemstra Hepburn–Ruston, mas conocida como Audrey Hepburn es por muchos motivos una figura inolvidable en la historia del cine de Hollywood. Su aspecto frágil y su elegancia son la marca registrada que acompañaron a la bella Audrey a lo largo de su carrera, desde su cálida juventud hasta su bien llevada madurez. Luego de una infancia difícil y un tanto nómade -desde su Bélgica natal hasta su Holanda adoptiva- en tiempos de guerra, sus comienzos profesionales se remontan a fines de los '40 en el mundo de la moda. 

Allí fue descubierta por un productor teatral y el siguiente paso fue su exitosa labor en Broadway con la puesta en escena de la obra "Gigi", performance que le abrió las puertas al cine grande: William Wyler la convoco para coprotagonizar con Gregory Peck "La Princesa que Quería Vivir", una comedia romántica que resulto un éxito y le valió el Oscar como Mejor Actriz y la revelación femenina absoluta entre las actrices. 

Dicho papel le cambio la vida y le abrió las puertas a éxitos posteriores: otras comedias románticas donde resultaba imposible no enamorarse de ella: como "Sabrina" (1954, Billy Wilder) y "Una Cara con ángel" (1956, Stanley Donen),  el drama de época "Guerra y Paz" (1956, King Vidor) y un drama religioso y una labor sacrificada "Historias de una Monja" (1959, Fred Zinnemann), todos films de gran repercusión de taquilla, de critica y de aluvión de premiaciones para Audrey y sus consagratorias interpretaciones que la convertían un fenómeno dentro como fuera de la pantalla. En plena Edad de Oro hollywoodense y en una época de grandes referentes femeninos de la interpretación, Audrey se situaba como la figura femenina de moda por excelencia: cada prenda que estrenase o cada peinado que usase en un film, se propagaba de inmediato en un fenómeno masivo.

A mediados de los '50 se caso con el actor Mel Ferrer y el matrimonio y la posterior llegada de los hijos limitaron un poco su producción anual de trabajos que comenzó a ser cada vez mas espaciada, aunque su calidad seguía intacta:  la comedia romántica que la mostró más resplandeciente que nunca "Desayuno en Tiffany's" (1961, Blake Edwards),  un western arriesgado como "Sin Perdón" (1960, John Huston) un drama conmovedor y una actuación desgarradora en "La Mentira Infame" (1962, Wiliam Wyler), una mezcla de romance y espionaje en "Charada" (1963, Stanley Donen),  el musical en tono romántico con su encanto a todo esplendor en "Mi Bella Dama" (1964, George Cukor), la combinación del suspenso y la comedia en  "Como Robar un Millón de Dólares" (1966, William Wyler), y el suspenso psicológico en una lograda interpretación en "Sola en la Oscuridad" (1967, Terrence Young). 

Su afinidad con el publico era intocable y su imán para atribuirse papeles de mujer frágil, encantadora y sensible a los que ella dotaba con su tan particular carisma, innegable. Su carrera se distingue también por los famosos dúos protagónicos que supo formar con las estrellas mas rotulantes del momento: Gregory Peck, George Peppard, Sean Connery, Burt Lancaster, Cary Grant y Rex Harrison.

Luego del fracaso de su matrimonio con Mel Ferrer volvería a formar pareja con Andrea Dotti: no seria el mejor momento de su vida, ya que Audrey tuvo que soportar mas de la cuenta tolerando numerosas infidelidades para acabar en un segundo divorcio. En 1976 y luego de una década en el retiro, volvería a la pantalla grande con "Robin y Marian", un film romántico de aventuras (1976, Richard Lester) y con un logrado drama familiar "Lazos de Sangre" (1979, Terrence Young). En los años '80 supo envejecer con altura, elegancia y naturalidad, encontró el verdadero amor de su vida en Bob Walters, dedicó tiempo a sus hijos y se involucró con la ayuda humanitaria para ser nombrada embajadora de UNICEF en 1988. 

En 1989 Steven Spielberg la convoco para un papel especial de ángel en "Siempre", rol que coincide mucho con la mención que Spielberg pronuncio en el funeral de Audrey: "Si en el cielo existen los ángeles, deben tener la voz, los ojos y las manos de Audrey Hepburn". Cuando un cáncer incurable la llevó de manera prematura, ella eligió pasar sus últimos días rodeada de sus seres queridos en una mansión alejada en un pueblo suizo. Al año siguiente su hijo aceptaría el premio Oscar a la trayectoria que le otorgó la Academia además de otros tantos reconocimientos a nivel mundial. 

Audrey Hepburn dejó una marca inmortalizada en el tiempo: mas allá de su indudable talento,  su figura esbelta, su sonrisa angelical, su mirada frágil, su andar tenue y su personalidad sensible conformaron una persona inolvidable. Un estilo único que caracterizo a una de los seres humanos mas cautivantes y hermosos que el cine haya permitido conocer. Una princesa eterna.



Filmografía

Always (Para siempre) (Always — 1989)
They All Laughed (1981)
Lazos de sangre (1979)
Robin y Marian (1976)
Sola en la oscuridad (Wait Until Dark — 1967)
Dos en la carretera (1967)
Cómo robar un millón y... (1966)
My Fair Lady (1964) - Eliza Doolittle
Encuentro en París (1964)
Charada (Charade — 1963)
La calumnia (1961)
Breakfast at Tiffany's (Desayuno con diamantes - 1961) - Holly Golightly
Los que no perdonan (The Unforgiven - 1960)
Historia de una monja (The Nun's Story — 1959)
Mansiones verdes (1959)
Ariane (1957)
Funny Face (1957)
Guerra y paz (War and Peace — 1956)
Sabrina (1954) - Sabrina
Vacaciones en Roma (Roman Holiday — 1953) - Princesa
Americanos en Montecarlo (1952)
The Secret People (1952)
Monte Carlo Baby (1951)
One Wild Oat (1951)
Young Wives' Tale (1951)
Risa en el paraíso (1951)
Oro en barras (1951)

Dutch in Seven Lessons (1948) (documental)