Mostrando entradas con la etiqueta Miniserie/Telefilm. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Miniserie/Telefilm. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de octubre de 2013

TELEFILM - LLÀMAME PETER (The Life and Death of Peter Sellers, 2004) de Stephen Hopkins







EL IMPOSTOR APASIONADO


* * * 
BUENA





Biografía que muestra a Peter Sellers como uno de los actores cómicos más prolíficos y con más talento del mundo, cuyo don para la mímica lo convirtió en un icono cultural. Pero también pone de manifiesto su atormentada vida personal. Quizá la extraordinaria habilidad de Sellers para adoptar diferentes personalidades explicaría su incapacidad para aceptarse a sí mismo.
El telefilm nos muestra la turbulenta trayectoria de este cómico británico, desde sus comienzos como comentarista de radio en la popular BBC hasta llegar a ser uno de los actores de comedia más importantes de todo el mundo. Impulsado por una madre extremadamente posesiva, Sellers (Geoffrey Rush) luchó por conciliar su relación con las mujeres, su popularidad y sus muchas personalidades. Nunca se mostró seguro de sí mismo a pesar de sus numerosos matrimonios, sus alabanzas por parte de la crítica y sus éxitos profesionales. 

Desde su concepciòn, era una empresa arriesgada para sus promotores, principalmente porque éstos tenían que afrontar un indubitable riesgo: encontrar a un intérprete que recreara a un actor muy querido por el público desde una doble perspectiva, esto es, tanto en su vida privada como en algunos de los fragmentos más conocidos de su filmografía. El proyecto no hubiera obtenido semejante rele-vancia si no fuera por el extraordinario trabajo de Geoffrey Rush, quien se muestra brillante en cada una de las secuencias del largometraje.

"Llámame Peter", una cinta que ha conseguido dos importantes Globos de Oro: el de mejor miniserie o película hecha para televi-sión y el de mejor interpretación de un actor en una miniserie o en una pelí-cula hecha para televisión. Su conte-nido se centra en la biografía de un artista digno de admiración, Peter Se-llers, un individuo que nos ha hecho reír en no pocas ocasiones pero que, sin embargo, también nos ha deleitado con sus excelentes dotes dramáticas ("Lolita" y "Bienvenido, Mr. Chance" son un buen ejemplo de ello). 

Sin embargo, detrás de la amable apariencia de Sellers, y tal y como suele suceder con numerosos cómicos, se escondía una persona de enérgico y vehemente carácter, alguien que además se veía fagocitado por todos los personajes a los que dio vida a lo largo de su trayectoria radiofónica y cinematográfica.

  Rush no sólo tiene que ponerse en la piel de Sellers cuando éste se halla detrás de las cámaras, bien sea con su familia, sus amantes o sus compañeros de profesión, sino que también lo hace disfrazándose de algunos de los múltiples personajes en los que se transformó el principal intérprete de "El guateque" a lo largo de su carrera. Observar sus gestos, su manera de hablar o su forma de moverse nos deja absolutamente pasmados, pues de repente parece que el Dr. Strangelove o el Inspector Jacques Clouseau sigan vivos en la figura del oscarizado protagonista de "Shine", ayudado por la magnífica labor de los encargados de los departamentos de maquillaje, vestuario y diseño de producción. 
  Respecto a la narración en sí, es cierto que no nos encontramos ante un biopic amable acerca de Peter Sellers, pero tampoco se puede concluir que el relizador y los guionistas se ensañen demasiado en los aspectos más turbios de su existencia, sobre todo cuando nos referimos al humillante trato que de él recibían sus hijos o sus esposas. Se incide en su faceta de mujeriego, quizás con demasiada insistencia, siendo más interesante desde una vertiente exclusivamente dramática todo lo relacionado con el carácter posesivo de su madre y, sobre todo, la obsesión de este genial cómico por encontrar su verdadera personalidad, oculta en la variedad de sujetos que interpretó durante su carrera. 

 Sin embargo, no se hace referencia a su adolescencia, de ahí que el espectador pueda no llegar a entender la conexión de Sellers con su protectora progenitora. Desde un punto de vista formal se puede decir que determinados elementos estéticos de esta producciòn están muy conseguidos, empezando por los títulos de crédito iniciales, presentados por medio de dibujos animados, o la reproducción de míticos pasajes de algunos de los largometrajes en los que participó Sellers, algunos de ellos introducidos en su vida real de forma ficticia. 

  Finalmente, cabe reseñar el admirable plantel de secundarios que ayudan a mejorar la calidad del filme, empezando por unas estu-pendas Emily Watson y Charlize Theron, sin olvidar la participación de unos meritorios John Lithgow, Miriam Margolyes, Stephen Fry, Stanley Tucci o incluso James Bentley. Aunque es innegable la corrección de la banda sonora original de Richard Hartley, éste ha de ceder el protagonismo a una espléndida selección de cancio-nes o temas musicales que vienen firmados por compositores como Burt Bacharach o, por supuesto, Henry Mancini.

  Sólo un reducido número de personas dudarán de que Peter Sellers era un genio como actor, si bien su vida privada distó mucho de ser tan jovial como la de la mayoría de los persona-jes a los que interpretó. "Llámame Peter" no se ceba en sus comporta-mientos más oscuros e incluso pretende redimirlo al compararlo al final de sus días con el jardinero de "Bien-venido, Mr. Chance", pero en todo caso es una interesante película que atraerá especialmente a los admiradores de este fallecido artista y supone una nueva demostración del talento de Geoffrey Rush. 
 
"Llámame Peter" nos descubre la atormentada vida privada que hizo que este talentoso y carismático actor exclamara "Odio todo lo que hago", y que aún nos recuerda por qué el mundo entero arropó a este genio cómico, convirtiéndole en un icono cultural a nivel internacional. En el fondo, el propio Sellers intuía los intrincados conflictos que anidaban en su interior.


Clip - trailer:



lunes, 7 de octubre de 2013

TELEFILM - AMENAZA DE TORMENTA (The Gathering Storm, 2002) de Richard Loncraine






 

"SANGRE, ESFUERZO, LÀGRIMAS Y SUDOR"


* * * *
MUY BUENA




Si bien la manera más objetiva de conocer la Historia es a través de las obras de los estudiosos de la materia, gente que ha contrastado documentos, que ha entrevistado a testigos y participantes, ha organizado toda esa información y finalmente ha derivado unas conclusiones, para poder entender la Historia es además necesario saber cómo pensaban sus actores principales. Y para ello nada mejor que leer las propias memorias de cada uno de ellos. La colección autobiogràfica de seis volúmenes que Winston Churchill dedica a ofrecer su punto de vista del mayor conflicto armado de la historia de la humanidad, nos pone en la piel de uno de los personajes mas trascendentales de la historia moderna.

El primero de estos seis tomos, The Gathering Storm, recoge los acontecimientos desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta los sucesos del 10 de mayo de 1940, fecha en que el rey Jorge VI otorga los poderes de Primer Ministro a Churchill. Se trata de una exhaustiva reconstrucción de todo lo que sucedió durante ese intervalo de tiempo, una recopilación de correspondencias, discursos y debates que fueron teniendo lugar, siempre desde el punto de vista de Churchill, que durante los compases iniciales de la guerra ocupó el cargo de Primer Lord del Almirantazgo. Esto provoca que la información referente a los movimientos, comunicaciones y alternativas militares de la Marina sea extremadamente detallada (incluídas un par de reconstrucciones de batallas navales) mientras que otros campos, como los movimientos del Ejército de Tierra en el escenario de la guerra en Noruega, sean mencionados de un modo bastante màs liviano.

La acción comienza en 1934. Mientras la amenaza militar de la Alemania nazi comienza a cobrar forma, Winston Churchill se encuentra en una deprimente situación personal y política. En el plano político, Churchill, aislado en el parlamento, es contemplado por los miembros de su propio partido como un político caduco. Al mismo tiempo, en su vida familiar, se enfrenta al distanciamiento de su mujer y al incierto futuro de unos hijos poco responsables y contestatarios. Sin embargo, y pese a los problemas familiares y financieros a los que se ve enfrentado, Churchill será el único miembro del parlamento que se atreva a denunciar el peligro que se cierne sobre Europa por causa de agresiva política militarista de Hitler. Aunque ello le granjeará en principio el desprecio de buena parte de sus colegas y especialmente el del primer ministro Stanley Baldwin, finalmente los hechos acabarán por darle la razon a Churchill.

Amenaza de tormenta
es una película producida en forma de telefilm con el prestigioso sello de la productora HBO, basándose en el homónimo primer volumen de las memorias escritas por el propio Winston Churchill, el cual abarca el periodo comprendido entre 1934 y Septiembre de 1939. Lo primero que llama la atención de este telefilm es la calidad de su producción, perfectamente equiparable a las de las películas hechas para la gran pantalla. 

Porque lo cierto es que la ambientación, la fotografía y la factura formal del film son excelentes. Además, el elenco de actores responde a la perfección en sus respectivos papeles, comenzando con un enorme Albert Finney que interpreta magistralmente a Churchill, y una no menos espléndida Vanessa Redgrave, que se encarga de dar vida a la esposa de Churchill Clementine; ambos bien acompañados de una serie de buenos secundarios que dan la talla en sus respectivos papeles.

El film no elude tratar la cara menos amable del carácterde Churchill, mostrando como este, en ocasiones, podía ser un hombre extremadamente egocéntrico, caprichoso y egoísta, lo cual ciertamente sirve para humanizar al personaje. También está certeramente dibujada la auténtica travesía en el desierto que supusieron los años anteriores al estallido de la Guerra para Churchill, época en la que era considerado un vestigio del pasado, aislado en el parlamento, y atravesando graves problemas económicos y familiares, con crisis matrimonial incluida.

Es innegable que Winston Churchill identificó desde los primeros compases la amenaza que suponía Alemania bajo el mandato de Hitler. Por supuesto Churchill hace muchas afirmaciones que es necesario tomar con pinzas, ya que no se trata de un texto imparcial. Además, debido a los años en que está escrito, la cantidad de material clasificado de todos los frentes era tan extensa que muchos de los datos a los que tienen hoy acceso los historiadores eran por aquel entonces totalmente inaccesibles.

Sin embargo el valor de The Gathering Storm para entender la sucesión de acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y la forma de pensar de uno de sus principales actores es innegable. Por añadidura, otro aspecto interesante del film es como muestra un aspecto histórico poco conocido, como es el de las filtraciones de datos secretos acerca de la militarización de Alemania que se hicieron desde el Foreign Office, proporcionadas principalmente a Churchill por uno de sus funcionarios, Ralph Wigran, las cuales ayudaron decisivamente al futuro Primer Ministro en su campaña de denuncia de la política exterior nazi, además de poner a Gran Bretaña en guardia ante el peligro que se avecinaba.

Por otra parte, también es cierto que la historia se desarrolla de manera de bastante lineal y sin demasiada originalidad, pero aun asi, la trama logra condensar con precisión y amenidad, los principales hechos de los años de preguerra hasta el estallido de la misma, momento en el que como el mismo personaje de Churchill afirma con entusiasmo: “
Winston ha vuelto”.

En definitiva “
Amenaza de Tormenta” es un digno telefilm de calidad muy superior a la media, hecho con el sello artesanal de HBO y que sin duda gustará a los aficionados a la historia en general, y a los admiradores de la figura histórica de Churchill en particular. 


Clip - "The Gaterhing Storm" (parte 7):


 Clip - "The Gaterhing Storm" (parte 10):





martes, 2 de julio de 2013

MINISERIE - HATFIELDS & McCOYS (ìdem, 2012) de Kevin Reynolds




AMERICANO, YO


* * *
BUENA


Hatfields & McCoys es una miniserie  histórica estadounidense estrenada en 2012, basada en el conflicto entre los Hatfield y los McCoy. Fue producida por el canal History y cuenta con tres episodios de dos horas.

El conflicto que recrea la miniserie tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XIX y enfrentó a dos familias que residían en la zona fronteriza entre Kentucky y Virginia Occidental, Estados Unidos. El líder de la familia Hatfield, William Anderson «Devil Anse» Hatfield, es interpretado por Kevin Costner y el de la familia McCoy, Randolph «Randall» McCoy, por Bill Paxton.

La banda sonora de la miniserie fue compuesta por John Debney y Tony Morales, con música adicional de Kevin Costner and Modern West, e incluye la participación de la vocalista Lisbeth Scott en The Long Road Down. Si bien los eventos históricos recreados transcurrieron en el valle del río Tug Fork, que nace en las montañas Apalaches  entre los estados de Virginia Occidental y Kentucky, la miniserie fue rodada en Transilvania, Rumania, con los montes Cárpatos en lugar de las Apalaches.

Producida y protagonizada por Kevin Costner -un experto del gènero western- la serie aborda en forma de lujosa entrega de tres capítulos en total -casi seis horas de duración- la historia de las dos familias reales que dan título al relato, cuya rivalidad derivó en una guerra privada que involucró a sus dos estados, Kentucky y Virginia, entre los años 1878 y 1891. Un enfrentamiento muy conocido en EEUU y que, más que personal, parecía representar dos concepciones distintas de aquel joven país, y en el fondo resucitar los fantasmas de la recién concluida Guerra de Secesión, en la que los Hatfield combatieron por el Norte y los McCoy por el Sur.


Reparto:

    * Kevin Costner como William Anderson «Devil Anse» Hatfield
    * Bill Paxton como Randolph «Randall» McCoy
    * Tom Berenger como Jim Vance
    * Matt Barr como Johnson «Johnse» Hatfield
    * Jena Malone como Nancy McCoy
    * Sam Reid como Tolbert McCoy
    * Powers Boothe como Judge Valentine «Wall» Hatfield
    * Andrew Howard como «Bad» Frank Phillips
    * Sarah Parish como Levicy Hatfield
    * Lindsay Pulsipher como Roseanna McCoy
    * Ronan Vibert como Perry Cline
    * Joe Absolom como Selkirk McCoy
    * Noel Fisher como Ellison «Cotton Top» Mounts
    * Boyd Holbrook como William «Cap» Hatfield
    * Tom McKay como Jim McCoy
    * Mare Winningham como Sally McCoy
    * Michael Jibson como Phamer McCoy
    * Greg Patmore como Good 'Lias Hatfield


Ficha Tècnica:

Producción: Kevin Costner, Darrell Fetty, Herb Nanas, Barry Berg
Producción ejecutiva: Leslie Greif, Nancy Dubuc, Dirk Hoogstra
Dirección: Kevin Reynolds
Guion: Ted Mann, Ronald Parker
Cinematografía: Arthur Reinhart
Emisión: History ThinkFactory Media, Sony Pictures Television
Duración: 285 min


Clip - trailer:


domingo, 10 de febrero de 2013

MINISERIE - DIVISIÓN MIAMI (Miami Vice, 1984-1990) de MIchael Mann






SOBREDOSIS DE MTV: 

EL PARADIGMA DE LA MODA



* * * * *
EXCELENTE



Exitosa serie de TV emitida entre los años 1984 y 1990 sin interrupción, durante 5 temporadas y 111 episodios la serie se ambientó en la zona más marginal y delictiva de Miami en los años '80. James “Sonny” Crockett (Don Johnson) y Ricardo Tubbs (Philip Michael Thomas), son una pareja de detectives infiltrados en el mundo del narcotráfico y la corrupción de Miami.

Los primeros episodios de la serie mostraban elementos de procedimientos policiales habituales, pero los productores pronto lo abandonaron en favor de un estilo distintivo, que lo convertiría en serie de culto para la incipiente generación X.


La elección de la música y la fotografía para la serie estaba influída por la emergente cultura new wave de los años 1980. Como aseguró Lee H. Katzin, uno de los directores de la serie, "el programa estaba escrito para una audiencia de MTV, lo que la hacía más interesante en imágenes, emociones y energía que en el argumento, los personajes o las palabras en sí". Esos elementos provocaron el éxito instantáneo y la primera temporada de la serie logró quince nominaciones a los premios Emmy.


Muchos de los episodios de Miami Vice fueron rodados en South Beach, una zona de Miami Beach, área que en ese momento era conocida por su pobreza y criminalidad. Algunas de las esquinas de las calles de South Beach estaban tan deterioradas que el equipo de producción tuvo que volver a pintar las paredes exteriores de los edificios antes de las grabaciones. Uno de los logros de la serie fue que revivió la arquitectura Art Deco y fomentó su conservación a mediados de los años '80 y comienzos de '90. Más aún, algunos de estos edificios -la mayoría hoteles de primera línea de playa- fueron renovados para el rodaje, convirtiendo South Beach en una de las zonas más populares del sur de Florida para turistas y celebridades del nuevo milenio.



Miami Vice es, a su vez, conocida por su innovador uso de la música, especialmente de los éxitos pop y rock de los años 1980 y la particular, sintetizada e instrumental música de Jan Hammer. Mientras que otras series utilizaban música compuesta expresamente para televisión, Miami Vice gastaba alrededor de 10.000 dólares por episodio para conseguir los derechos de las grabaciones originales. Tener una canción sonando en dicha producción era un impulso para la carrera de los músicos y de los sellos discográficos

El vestuario que empleó Miami Vice tuvo una significativa influencia de la moda masculina. La serie popularizó, si no inventó, el estilo de "camiseta debajo de una chaqueta Armani", así como popularizó la moda italiana para hombres en los Estados Unido La vestimenta habitual de Don Johnson de chaqueta sport italiana, una camiseta por debajo, pantalones claros sin cinturón y mocasines sin calcetines se convirtió en todo un éxito Incluso el aspecto de Crockett, permamentemente sin afeitar —aspecto conocido como "barba de tres días"— provocó otra tendencia en la moda e inspiró a muchos hombres a llevar una pequeña e incipiente cantidad de barba en todo momento.


A mediados de la década de los ‘80, la serie de televisión Miami Vice, con un brillante libreto para el episodio piloto escrito por Anthony Yerkovich, el creador del programa, llegó a las pantallas de los televisores creando una revolución tectónica. Con pocas aspiraciones y sorteando más de un obstáculo se convirtió en una marca registrada que infulenciaría la cultura televisiva moderna. Utilizando la inspiración creativa de Mann, Miami Vice se convirtió en una de las series más revolucionarias en la historia de la televisión, creando un modelo pionero para la creación y ejecución de los dramas televisivos que heredaron su formato.


Clip - trailer de TV:



jueves, 7 de febrero de 2013

MINISERIE - LA HORA DE ALFRED HITCHCOCK (Alfred Hitchcock Presents, 1955-1965) de Alfred Hitchcock




SUSPENSO EN LA TV



* * * * *
EXCELENTE


En total fueron 363 episodios. La conocida serie de TV de los años '50 y '60 creada por el maestro del suspense Alfred Hitchcock (según parece, sobre una idea de Lew Wasserman, presidente de MCA), fue emitida por la cadena CBS (años 1955-1964) en formato de media hora. Posteriormente por la NBC (años 1964-1965) bajo el nombre de "The Alfred Hitchcock Hour" cuando se extendió sus episodios a una hora de duración. 

Las diferentes historias se caracterizaban por ser presentadas personalmente por Hitchcock. Al inicio de cada episodio la silueta del maestro del suspenso era vista superponiéndose sobre su famoso contorno, todo eso con los compases de la Marcha Fúnebre para una Marioneta de Gounod. Luego se daba paso a una introducción en la que Hitchcock introducía al episodio del día, con un parlamento siempre irónico sobre el crimen o sobre alguna cuestión truculenta, y eventualmente realizando apreciaciones irónicas sobre la inevitable tanda comercial que seguía, luego de la cual, la historia comenzaba. 

La tarea de Joan Harrison, la productora asociada, y también de Norman Lloyd y Gordon Hessler, consistía en seleccionar unos cuarenta guiones cada temporada (de cientos que les eran remitidos), así que cada historia presentaba como personajes a gente ordinaria envuelta en situaciones extraordinarias (como por ejemplo un asesinato). Al final de cada historia, Hitchcock regresaba para brindar una reflexión sarcástica sobre el final.

A pesar de que él nunca se vio involucrado en el proceso creativo de cada episodio (a excepción de los que dirigió), su presencia fue tan importante como para influir con su estilo cinematográfico. Lleno de suspenso, ironía y humor negro las temáticas y desarrollos de los episodio resultaban tan atrapantes como en el cine. Incluso algunas veces para asegurar que el asesino ha sido aprehendido ("un gesto de moralidad necesario", señalaba el director) el sacarsmo del autor se mostraba impiadoso. 

Alfred Hitchcock era ya un reputado director, habiendo estado filmando por casi treinta años cuando en 1955 se convirtió en anfitrión y ocasional director de una antología de historias de misterio y suspenso para CBS. El Rey del Suspenso tambièn harìa historia grande en la TV.


Clip - comercial de TV:






lunes, 14 de enero de 2013

MINISERIE - TWIN PEAKS (ídem, 1990/1991) de David Lynch

EL REVERSO UNIVERSAL


* * * * *
EXCELENTE


 



"Twin Peaks’ es una de las series más influyentes de los últimos tiempos y que cambió para siempre el modo de narrar una historia en television. En menos de 30 capítulos distribuidos en dos temporadas, David Lynch y Mark  Frost transformaron la ficción televisiva estadounidense con a una mezcla de géneros y una atmósfera onírica, y opresiva inauditas hasta aquel momento en la pequeña pantalla . Como si fuera poco, convirtieron la imagen  del cadáver de Laura Palmer envuelto en plástico en todo un icono de la cultura popular.
Serie de TV de 30 episodios emitidas entre los años 1990-1991, donde el excéntrico agente del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan) llega a Twin Peaks, un pequeño pueblo montañoso, para investigar el brutal asesinato de la joven y bella Laura Palmer. Con la ayuda del sheriff del pueblo, el amable Harry S. Truman (Michael Ontkean), el agente Cooper comienza a interrogar a los habitantes del pueblo y va descubriendo poco a poco que muchos de ellos esconden oscuros y misteriosos secretos.
Curiosamente ‘Twin Peaks’ no estaba destinada a triunfar. La ABC se quedó con ella porque, a finales de los ‘80, estaba hundida en las audiencias y desesperada por invertir esa tendencia y, de hecho, la famosa secuencia de la habitación roja del piloto se rodó para la edición europea en DVD, por si la serie fracasaba y no pasaba de ahí. 
El duo autoral se basó en un proyecto anterior sobre Marilyn Monroe que no fructificó, en melodramas como ‘Peyton Place’ (que fue película y serie) y en el propio mundo de Lynch, que venía de rodar un éxito como ‘Terciopelo azul’
Para Lynch y Frost, la investigación del asesinato de Laura Palmer no era más que una excusa para contar historias sobre el pueblo de Twin Peaks, en el que todo el mundo tiene secretos y vive una doble vida de modo parecido a como lo hacía Laura, y en el que late además la sensación de que algo malvado habita en los bosques que lo rodean. Los ocho episodios de la primera temporada fueron un auténtico renovador del meido y son imprescindibles para entender la televisión posterior en su evolución de finales de siglo.
Además de las historias a lo soap opera-culebrón que enmarcan la trama policíaca con toques sobrenaturales, Lynch y Frost se sacaron de la manga un as escondido. Un personaje tan particular como el agente del FBI, Dale Cooper, hecho a la medida de Kyle McLachlan (habitual colaborador de Lynch). Asímismo, añadieron unos toques de humor un tanto absurdo y bizarro y excéntrico en una galería de personajes secundarios, donde el propio autor interpreta a uno de ellos.
A pesar del éxito, y de ser renovada por una segunda temporada, el mundo de ‘Twin Peaks’ fue haciéndose cada vez más enrevesado y perdiendo el interés de la audiencia. La identidad del asesino de Laura Palmer se reveló a mitad de esa segunda temporada por presiones de la ABC, que terminó cancelándola, y el control de Lynch y Frost, que había sido muy cercano en la primera temporada, se relajó en su relato.
Desde entonces su final, su estatus de serie de culto y de gérmen de gran parte de la ficción posterior no hizo más que crecer. Series como ‘Expediente X’ o ‘Lost’ le deben mucho a ‘Twin Peaks’ en su formato e idea estética de inquietante y palpable pesadilla. 
Lynch intentó cerrar un poco el mundo de la serie con su versión cinematográfica (1992), que contaba los últimos siete días de la vida de Laura Palmer, pero fue tal fracaso crítico y de público, que no volvería a rodar ninguna otra película hasta cinco años más tarde, con ‘Carretera perdida’ (1997).
Sin embargo, la semilla de ‘Twin Peaks’ ya estaba plantada. Su legado resiste muy bien el paso del tiempo, sobre todo por la atmósfera inquietante del pueblo lograda no sólo gracias a esos personajes con muchas dobleces, sino también a una fotografía muy cuidada, unas imágenes con mucha fuerza y una banda sonora muy efectiva de Angelo Badalamenti.
Fascinante, cautivador y magistral, el confuso y atormentado mundo de Lynch alcanza su obra cúlmine. El siempre delirante creador nos alucina y deleita con una de sus creaciones más brillantes e hipnóticas, un material de lo más irritante y esotérico que se han visto jamás en una serie de televisión.


Trailer - Edición Box Set DVD:



domingo, 9 de septiembre de 2012

MINISERIE - VIENTOS DE AGUA (2006) de Juan Josè Campanella




 ODA AL INMIGRANTE



* * * * *
EXCELENTE



Co-producción hispano argentina, Vientos de Agua fue producida por Tele 5, y otras productoras locales siendo uno de los productos más ambiciosos en presupuesto, producción y nivel artístico. Se estrenó en 2006, no sin intermitencias, en el prime time español, mientras en Argentina se emitió íntegra por la señal Canal 13 y fue re-editada en un DVD con 13 capítulos, siendo un éxito de ventas, tanto aquí como en España.


Juan José Campanella
devolvió al cine a un status internacional que había perdido en esa dura época de transición entre el vacío de los '80 y el nacimiento del Nuevo Cine Argentino a mediados de los '90. Asímismo, el autor de "El Hijo de la Novia" devuelve al panorama internacional a laa TV vernácula con un producto de excelente factura. Su miniserie Vientos de Agua, que recrea las inmigraciones cruzadas entre España y la Argentina y eleva sustancialmente el nivel del medio.



Narrando dos historias en paralelo, el relato nos adentra en las infinitas dificultades, sentimientos encontrados y nostálgicos recuerdos que describen perfectamente el  fenómeno de la inmigración. Por un lado, el joven minero asturiano, José Olaya se ve obligado a emigrar a Argentina en 1934 y varias décadas después su hijo, Ernesto Olaya, un arquitecto argentino tiene que emigrar a la Madre Patria en 2001 por la crisis económica que devastó al país. 

Con guión de Campanella en colaboración con Aída Bortnik, Juan Pablo Domenech y Aurea Martínez, la trama recrea la génesis de los personajes y sino el modelo de estructura sobre el que descansa la historia, en un relato paralelo que enfoca con equilibrio respeto y conocimiento la temática.  Interpretada por Héctor Alterio, su hijo Ernesto y un gran elenco de grandes actores, la miniserie dirigida por el prestigioso director Juan José Campanella es una de esos productos con una calidad audiovisual suprema y un argumento original y de valor histórico que mezcla el pasado y el presente de dos pueblos eternamente unidos.  

No es casual la elección de los Alterio (padre e hijo) para los roles principales. Para Héctor, un emblema del cine nacional, su carrera está indefectiblemente unida entre Argentina y España. Exiliado en Madrid desde 1976 (donde nació Ernesto) se ha convertido en español por adopción tras ser amenazado por los militares que tomaron Argentina con un golpe de Estado, ha trazado una carrera fílmica brillante a ambos lados del océano, sintiendo en la propia piel aquello del inmigrante echando nuevas raíces.

Teniendo como idea central serle fiel a todos los idiomas, tradicionalismos y dialectos que abarca, nos alecciona en este derrotero histórico por las Asturias, las tierras reconquistadas de España y las revueltas mineras en el ’34 como síntomas de la Guerra Civil que se avecinaba y que derivaría en cuatro décadas de franquismo. Vientos de Agua muestra, como probablemente nunca antes lo hizo la televisión, la dimensión de tristeza, despojo, soledad y también su costado de búsqueda y aventura sobre la que se fue forjando la denominada argentinidad, teñida de aires europeos, costumbres del Viejo Continente, el arraigambre cultural de nuestros ancestros, asemejando dos momentos en la historia con indudables puntos en común acerca de nuestra autodestructiva realidad socio-política 

Interesante ejercicio artístico que funciona como un disparador social y emocional, la serie resulta ser una intensa y sentida crónica de dos épocas, tan dolorosamente parecidas, donde el desarraigo es aún más grande que la distancia geográfica quedivide a dos pueblos: costumbres, familia, historia y principios heredados de generación en degeneración. Los abusos de poder, el sentirse ajeno a su propia tierra y la dispar suerte que el destino les depara a los desterrados son los elementos de esta aventura sobre el exilio en sus múltiples variantes.
 
Anécdotario de esfuerzos sobrehumanos para subsistir, de medios de comunicación o locomoción que hoy parecen lejanos, la serie distingue el espíritu de lucha y de resignación a la derrota que poseían un valor y un concepto de honor hoy vapuleados. Se lo propone y conecta al espectador hispano-argentino con sus manchadas fotos familiares, con recuerdos personales muy íntimos, con fábulas contadas por nuestros abuelos, acerca de hombres desheredados en su génesis, presos de un contexto mundial en pleno estallido.

domingo, 5 de agosto de 2012

MINISERIE - BROADWALK EMPIRE (ídem, 2010) de Terrence Winter y Martin Scorsese

 


JUEGOS DE CULPA, IMPUNIDAD Y REDENCIÒN



* * * *
MUY BUENA



Reciente serie de TV norteamericana que consta de doce episodios y está ambientada en los años 20, Broadwalk Empire es la ùltima joya de HBO. La Primera Guerra Mundial ha terminado y Wall Street está a punto de explotar, es una época de cambios: las mujeres obtienen el derecho al voto, la radio llega a los hogares y los jóvenes gobiernan el mundo. Atlantic City (Nueva Jersey) es un espectacular lugar de vacaciones en el que sólo se respetan las reglas impuestas por las mafias que dominan la ciudad.  
Broadwalk Empire se inspira en la obra homónima de Nelson Johnson, basada en hechos reales. Con evocaciones a la mentalidad de bandas de 'Los Soprano' HBO parece haber encontrado en 'Broadwalk Empire' una nueva serie fértil y duradera. Con el sello de calidad que acostumbra la prestigiosa señal, esta serie vuelve a recordarnos una vez más que las buenas historias de la mafia conservan intacta su capacidad para profundizar en el espíritu humano generando un interès inagotable, donde la contradicción, el deseo y el miedo pueden determinar el destino de unos seres condenados a la perdiciòn.

Sustentada en diálogos inteligentes y concisos que se recogen una y otra vez en Broadwalk Empire, la serie que recrea con maravillosa pulcritud la vida de negocios de la mafia, negocios sucios políticos y cambios sociales que ilustraron el período de la prohibición alcohólica en Estados Unidos. El escenario es Atlantic City, la metrópoli del Estado de Nueva Jersey que, antes de que existiese ni tan siquiera Las Vegas, fue en los años veinte y treinta del siglo pasado la ciudad del pecado y del juego. 

La ciudad muestra su cara ams corrupta, quien fue una metròpolis de las más populares y respetadas por el aparato político estadounidense de la Costa Este. La red mafiosa que se tejiò en sus calles traza un incisivo retrato de las relaciones humanas y de los acontecimientos históricos en las que estas se producen.
La serie establece estos paralelos, quienes se sustentan a través de favores y complicidades políticas en una època nefasta que alumbró a una nueva generación de mafiosos, creando un choque generacional en el crimen organizado.

En tiempos de la Gran Guerra, el mundo entero vivìa un proceso de ebulliciòn cultural, de evervescencia polìtica y revoluciòn social que cambió la mentalidad de una generación entera y afectó a la psicología del ciudadano americano en el país de las oportunidades, creador de la american way of life. La tierra de los sueños, el terreno prometido ofrecia por aquellos turbulentos años '20 un camino vertiginoso y ascendente hacia la ambiciòn, el poder y la inevitable fatalidad. 

A diferencia de la excelente Los Soprano, Boardwalk Empire es menos trepidante y dramaturga, en detrimento de fijarse en los detalles, de intentar explicar el trasfondo y los pormenores históricos, con el fin de poner al descubierto un periodo negro del gigante capitalista. Tambièn se propone desnudar la hipocresía que todavía hoy forma parte de muchos elementos de la clase política y empresarial quienes olvidan velar por los valores e intereses de los ciudadanos. Con reminiscencias de la magistral The Wire, la serie posee suficiente sustento propio y sobrados mèritos para combinarlos con el atractivo histórico que sus antecesoras proponìan. 

Recreaciòn de època mediante, el espectador se sumerge en las peripecias de sus personajes, pasaporte en el tiempo donde el gran mago Houdini es la estrella de los grandes espectáculos y la música que suena se alterna entre las composiciones populares del dominante grupo Tin Pan Alley, el jazz importado de New Orleans y el blues clásico urbano. Con esta pintura socio-cultural como trasfondo, la gran batalla se libra en las calles de la ciudad, y el interès rodea la lucha de intereses que libranlas bandas mas poderosas contra sus rivales en Chicago o Nueva York y la desesperada búsqueda por asentarse en un sitio.   

La serie presenta una interesante y variada galerìa de personajes. Desde Jimmy Darmody (Michael Pitt), un principiante que de pronto se ve manejando el negocio de Atlantic City irradiando una fuerza y valentìa asombrosa, pasado por Manny Harvitz (William Forsythe) ese alger ego de Michael Corleone, Al Capone o Lucky Luciano. La ultra moralista Margaret Schroeder (Kelly Mcdonald), y el enigmàtico agente federal Nelson Van Alden (Michael Shannon), son las otras dos grandes figuras que forman el póquer actor principal. 

Otros personajes también son destacables pero mención especial merecen el de Al Capone, interpretado por Stephen Graham, y Chalky White, interpretado por Michael Kenneth Williams. El retrato de Al Capone muestra una curiosa y hábil evolución del personaje, que ofrece otra mirada sobre el mafioso más famoso de la historia. En la personificaciòn de Chalky White permite ver al mencionado intèrprete, familiarmente asociado a la figura de Omar Little,  transformando en el papel del líder del barrio negro de la ciudad, que trabaja para el elegante y polìticamente correcto Nucky (Steve Buscemi).  

Producida por el magnífico y siempre afecto a relatos gangsteriles Martin Scorsese y adaptado por el aclamado guionista Terence Winter, escritor y productor del suceso televisivo de la època, Los Soprano. Dos figuras de renombre, expertas en contar historias sobre el mundo del hampa y perfectos descriptores de los entretelones del universo mafioso. Sin encasillarse en los mismos clichés de tantas producciones anteriores que abordaron clanes mafiosos, esta producciòn lleva en sus espaldas el peso de historias de la estirpe de El Padrino.

Esas historias que, mucho más allá de casinos, pistoleros, prostitutas y droga, poseen todos los condimentos necesarios como para contar una buena historia del gènero. Con eficiencia narran la construcción de una sociedad al tiempo que se adentran en las sombras del ser humano, que nublan y confunden la línea abstracta que separa el bien y el mal. Relatos que hablan sobre la culpa, la amoralidad y el pecado, como peso especìfico del alma.
La segunda temporada de Boardwalk Empire comenzó con la intesidad y dedicaciòn en mostrar a sus personajes intactos, quienes mantienen las mismas fortalezas y debilidades que los caracterizaron. La temàtica vuelve a abordar la lucha por el control de Atlantic City, con algunos toques más íntimos en las reflexiones filosóficas y personales que intentan encajar dentro de una historia que funciona como una maquinaria perfecta centrándose exclusivamente en la vida criminal.

Boardwalk Empire es una orquesta cinemàtica que luce en todos sus frentes, ya que tiene una espectacular recreación de época, excelentes actores y un guiòn adaptado al terreno televisivo, donde los tiempos narrativos poseen sus propias reglas.
En su evoluciòn, conforma no solo una interesante mirada acerca de como un grupo de delincuentes se hacen con el control de sus respectivas ciudades, sino que esa es sólo una excusa para plantear cuestiones morales, filosóficas y de discusión. La serie rastrea hasta las esquinas más oscuras de los personajes para conseguir mostrar un retrato humano, veraz y apasionante, que termina por ser el fiel reflejo de aquella dècada infame.


sábado, 4 de agosto de 2012

MINISERIE - BAND OF BROTHERS (ídem, 2001) de Steven Spielberg y Tom Hanks

 


REALISMO BÈLICO A LA PERFECCIÒN


* * * * *
EXCELENTE




Exitosa y multipremiada miniserie de TV de diez episodios, que se basa en el homònimo bestseller de Stephen E. Ambrose "Band Of Brothers". La dupla de Tom Hanks y Steven Spielberg no se trata en esta ocasión de una película que narra la historia de la Easy Company, un batallón americano del regimiento 506 de paracaidistas que luchó en Europa durante la II Guerra Mundial. Extraordinaria producción de dos gigantes de Hollywood, fue nominada a 19 premios Emmy de los cuales ganó 6, además de un Globo de Oro.

Cada capítulo nos sitúa en un periodo de este conflicto, creando de forma progresiva una visión global del desarrollo e impacto que tuvo esta guerra en el viejo continente. Nos hallamos frente a una visión de la guerra desde la óptica de este batallón americano perteneciente al cuerpo paracaidista. Iremos avanzando paulatinamente, desde los entrenamientos de los soldados, pasando por el desembarco en Normandía y el paulatino avance por Europa hasta la entrada en la propia Alemania al final de la guerra.

A fines de los '90 Tom Hanks encontró una jugosa veta como productor de TV, generando miniseries basadas en filmes que él había protagonizado y que tocaban una vena profundamente patriótica y americana, vertiente que Hollywood adora abordar. La primera experiencia fue la miniserie De la Tierra a la Luna (1998), que parecía la expansión lógica de Apolo XIII (Ron Howard, 1995) y que trataba sobre la carrera espacial entre americanos y rusos en la década del '60. El siguiente proyecto de Hanks fue expandir el concepto de Rescatando al Soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998), una idea que entusiasmaría tanto a èl como al mismo director, que terminaría actuando como productor asociado, y el resultado final fue Band of Brothers

En su faceta de director, Steven Spielberg marcó un punto de inflexión en 1998 en cuanto el realismo del cine bélico con su mencionada película. Tres años después y junto a su protagonista del filme, presenta como productor esta serie compuesta por diez capítulos que perfecciona el estilo iniciado en la citada película. Ciertamente si uno la compara con la miniserie gemela - El Pacifico (2010) -también de Tom Hanks y Steven Spielberg-, verá que Band of Brothers está mucho mejor construída, pese a ser concebida una década atràs.

La idea era tratar la epopeya de un grupo de soldados - desde sus comienzos en el campo de entrenamiento hasta el final de la guerra - y luego de pasar las situaciones más feroces y desesperantes que brinda semejante escenario. Estos personajes están basados en héroes de la vida real, miembros de la compañía Easy de aerotransportados que tuvieron su bautismo de fuego al descender tras las líneas enemigas en horas previas al Dia D. Allì tuvieron la misión de cortar todas las vías de comunicación y reabastecimiento de los nazis durante el desembarco aliado.

Aquì el relato se centra en los caracteres, a los cuales va rotando en el papel protagónico para ir ilustrando distintas facetas de la guerra. Hay momentos en donde se centra en lo exclusivamente militar, otros en donde analiza las relaciones interpersonales, y otros en donde enfatiza el horror de la guerra. Como por ejemplo, en el penúltimo capítulo, en donde descubren un campo de concentración y contemplan desalmados toda la miseria humana desatada por la locura racial nazi, resulta imposible no identificarse con la interminable odisea que atraviesan estos personajes.

Dentro de un amplio grupo de personajes, la serie va saltando el centro de atención en cada capítulo de uno a otro, y cada personaje tiene una evolución a lo largo de los diez capítulos perfectamente palpable. Para encarnarlos hay una troupe muy nutrida de actores, -paradòjicamente en su mayorìa ingleses- entre los que se encuentran Dexter Fletcher, un joven Michael Fassbender, Simon Pegg, Damien Lewis y Donnie Wahlberg, entre otras estrellas televisivas de segunda línea. Ademàs de contar con un sólido grupo de intérpretes, es una serie perfectamente concebida, planificada y ejecutada que siempre tiene claro qué tono quiere tener y perfecciona el cine bélico moderno tanto técnicamente, en secuencias de acción como en la forma de aproximarse con la ya destacada verosimilitud al lado humano de las historias que está narrando.

Ciertamente los últimos capítulos son los más emocionantes ya que la serie termina contagiando un sentimiento de camaradería auténtico. Además se demuestra la preocupación de los oficiales por sus subalternos, lo que termina transformándose en una relación casi paternal. Estos lazos establecidos denotan una gran nobleza y calidez humana en medio del horror. La serie deja de lado los momentos de emotividad cinematográficos y presenta la historia de un grupo de soldados, sus relaciones, camaradería, testimonios sesenta años después y experiencias en primera línea de combate con una frialdad enormemente realista y con una verosimilitud realmente magnífica.

Siempre sobria, manejando perfectamente la acción con desarrollo de personajes, nunca cae en momentos fáciles de melodrama edulcorado y entrega diez horas de enorme calidad y solidez. Esta serie no únicamente contiene unas secuencias de acción perfectas sino que ha sabido combinar con gran acierto el lado humano de su historia, ha sabido crear personajes sólidos y verídicos y desarrollarlos con coherencia y respeto hacia las personas reales que recrea. 

Band of Brothers es un espectáculo formidable y completo. Hay mucha acción, hay mucha emoción, hay diálogos inteligentes, hay escenas inolvidables. Todos los capítulos son de una gran seriedad histórica, recogiéndose en todos ellos entrevistas con integrantes reales de este batallón que sobrevivieron a la guerra, y que comentarán sus reflexiones sobre la experiencia que les tocó vivir. Asimismo, muestra escenas de gran crudeza, aunque la realidad y fidelidad històrica estuvo claramente en consonancia con lo que vemos en la serie.

jueves, 19 de julio de 2012

MINISERIE - EPITAFIOS (2004) de Jorge Nisco y Alberto Lecchi

 


SOBRE HÉROES Y TUMBAS


 
La productora Pol-Ka nos presenta su nueva producción hecha en Argentina para  la señal HBO, cuya primera temporada se estrenó en 2004. Epitafios es un thriller de 13 episodios sobre un asesino en serie cuyo único objetivo en los últimos cinco años ha sido preparar una venganza.  Su formato cinematográfico adaptado a la TV, acompañan un impecable trabajo técnico y un ingenioso guión convirtiendo a esta apuesta en un cóctel explosivo y atrapante.

La miniserie cuenta la historia de un policía buscando una razón para vivir y un asesino que ya encontró una razón para matar: con violencia e ira, preparará cuidadosamente epitafios para anunciar la muerte de sus víctimas, derramando su odio y poniendo en vilo a una ciudad. El asesino jugará con la policía dándoles distintas pistas para que traten de salvar a las mismas antes de que sea demasiado tarde. Con una temática clásica que remite al tan mentado subgénero de thrillers sobre asesinatos seriales, cuyo exponente cinematográfico moderno por excelencia es "Pecados Capitales"

La historia abre tres lineas narrativas que se desarrollan con un acertado manejo de los tiempos: las victimas, el asesino y los convertidos en "héroes" que intentarán impedir que se consume la masacre. En tiempos donde el género irrumpe en la gran pantalla con la trascendencia nula de entregas como la interminable saga de "El Juego del Miedo", Epitafios funciona como un efectivo y renovador ejercicio policial.

El guión de los hermanos Walter y Marcelo Slavich es la segunda colaboración de ambos en conjunto luego de la exitosa "El Garante" con Sebastián Borensztein. Una gran manejo de los tiempos del suspenso consiguen mantener atrapado al espectador en todo momento, en una acumuluación de grandes escenas que concatenan una historia desarrollada y tratada por dos expertos de la pantalla. Con realización alternada de capítulos que aportan una distinta mirada, la dirección de la serie esta a cargo de Alberto Lecchi, con experiencia en la gran pantalla en films como "Apariencias" y "Nueces Para el Amor", y de Jorge Nisco  quien ya había colaborado en la productora Pol-Ka con la también exitosas miniseries "099 Central" y "Por el Nombre de Dios".

El estelar elenco, cuidadosamente seleccionado y de gran acierto interpretativo, esta encabezado por: Julio Chávez ("Un Oso Rojo", "Extraño"), Paola Krum ("El Séptimo Arcángel", "Infieles"), Antonio Birabent ("El Impostor", "Tango Feroz"), Villanueva Cosse ("Asesinato en el Senado de la Nacion", "La Pelicula del Rey") y Cecilia Roth ("Martin Hache", "Todo Sobre mi Madre").

La música la ha compuesto el prestigioso compositor Iván Wyszogrod, reconocido por sus trabajos en las bandas sonoras de las películas "Territorio Comanche" y "El Hijo de la Novia", entre otras. Los efectos especiales juegan un papel muy importante y se han utilizado por primera vez en la televisión nacional técnicas digitales para la reconstrucción de escenas de crimen en 3D y un extraordinario maquillaje que permite mantener una línea efectista y cuidada. 

La segunda temporada de la serie Epitafios fue estrenada en 2009 emitada por HBO, protagonizada por Cecilia Roth, Leonardo Sbaraglia, Julio Chávez, Alejandro Awada y Daniel Fanego. Esta vez deben resolver el caso de un asesino con doble personalidad que se encarga de retratar sus crímenes con su cámara fotográfica. Con reminiscencias de las series policiales de moda en la TV hollywoodense como "24" o "CSI", Epitafios redobla en su segunda temporada la expectativa y reconocimietno unánime alcanzado por su entrega antecesora. 

Con un guión que funciona con precisión de relojería recreando con gran factura secuencias, climas y personajes diversos, la miniserie renueva el concepto visual de excelencia que estableciera la primera temporada. Un solido hilo conductor mantiene la trama investigativa a lo largo de sus 12 episodios, incluido un final tan inesperado como brillante. Epitafios se eleva como el mejor trabajo sobre psycho-killers jamás realizado en el terreno local, no solo por su factura técnica, sino por su poder de captar la atención del espectador a lo largo de su desarrollo, siendo capaz de sorprender e innovar en un género tan trillado en tópicos y encasillado en la truculencia extrema.


miércoles, 11 de julio de 2012

TELEFILM - NO CONOCES A JACK (You Don't Know Jack, 2010) de Barry Levinson





 JACK, EL FACILITADOR



* * * * 
MUY BUENA
  
Resulta una opciòn recurrente y rendidora llevar a la pantalla grande biopics acerca de personajes notorios de la historia antigua o contemporanea. Esta vez de la mano del reconocido director Barry Levinson (Buenos Días Vietnam, Rain Man), siendo una producción de HBO Films y con Al Pacino encabezando un gran reparto, You Don't Know Jack (2010) se basa en el médico patòlogo norteamericano Jack Kevorkian quien en la década del '90 causo una gran conmoción no sólo por apoyar la eutanasia sino por asistir en el suicidio a un centenar de pacientes terminales a morir.

Desde principios de los años '90 hasta hoy dìa, el Dr. Kevorkian fue en los medios la principal figura pública en el debate sobre la eutanasia. Al mismo tiempo que se implicó en más de 130 casos de suicido asistido, Kevorkian protagonizó un fugaz resurgir mediático con interminables batallas y escàndalos legales en las que defendía el derecho a morir dignamente de sus pacientes.

Con guion de Adam Mezer, el telefilm relata la vida de Jack Kevorkian a partir del momento que asiste a sus pacientes por medio de la creación de un mètodo con el cual practica la eutanasia. El film representa las convicciones èticas y los dilemas morales que afronta el personaje, la relación con su hermana (Susan Sarandon), el proceso de llevar a cabo su proyecto y el juicio legal que debió enfrentar por sus polèmicas practicas.

Al Pacino es el cuerpo y alma del film, no sólo por lo que su figura implica y la calidad que garantiza, sino por su camaleònica y brillante encarnaciòn de Jack. Desnudando la compleja personalidad del médico, sus polèmicas intenciones, su fanatismo cientìfico, su vida personal turbulenta y su tenacidad, valentìa y perseverancia para hacer valer sus principios en medio de una lucha moral demasiado costosa.
 
Apodado el Dr. Muerte, la historia se centra en el personaje que interpreta Pacino para emitir disparadores dramàticos que despierten el debate social. La misma fluye poniendo en funcionamiento el acento sobre el accionar moralmente vàlido o no, con el fin de considerarlo como un defensor de los derechos humanos o repudiando el accionar criminal de un ser sin escrùpulos que especula y manipula con la vida humana a fines de plasmar su teorìa. Con inteligencia, controversia y provocaciòn el film logra objetivamente distanciarnos emocionalmente del personaje identificando los hechos expuestos y dejando a libre elecciòn del pùblico la empatìa o la condena de los mismos.

jueves, 21 de junio de 2012

TELEFILM - ANGELS IN AMERICA (ídem, 2002) de Mike Nichols


 



    ÁNGELES CAÍDOS EN LA CIUDAD


* * * * 
MUY BUENA



En esta producción televisiva para HBO Mike Nichols reune a un extenso numero de estrellas para su realización Angels in America. Esta miniserie de 6 horas de duración y emitida en dos capítulos se propone reflejar la realidad político, social y económica de los Estados Unidos a mediados de la década de los '80. Una sociedad convulsionada por la reciente Asunción de Ronald Reagan en la presidencia poniendo en evidencia la histórica división entre republicanos y demócratas de sus ciudadanos. Asímismo retrata la violenta y mortal incursión del virus de HIV y las ideas y nuevos pensamientos (así como los prejuicios y las negaciones de las mismas ideas) que se imponían en la época calando profundo en cada uno de sus personajes.

Basada en la obra de Tony Kushner, ganadora del Premio Pulitzer, Angels in America explora la política, moralidad y búsqueda de esperanza en el complejo y turbulento mundo de la Nueva York de finales de la década de los 80, a través de las historias de seis interconectados personajes y de un Ángel. El guión resulta atractivo y arriesgado, con el sello de un experimentado como Nichols, quien consigue que las diferentes historias se vayan hasta lograr todas un punto en común en algún momento del relato. El mismo es apasionante y la profundidad de cada uno de sus personajes es admirable, logrando poner al desnudo sus mas intimas conductas.

La dirección a cargo de Mike Nichols es para destacar; en un formato televisivo de larga duración logra imprimir un ritmo mas que interesante y utiliza recursos fílmicos que nada tienen que envidiarle a ciertas producciones cinematográficas. Logra, mediante el vestuario y la fotografía como recursos infaltables, ambientar de manera perfecta la historia. Esta se verá en su transcurrir matizada con elementos de fantasía, ángeles, espíritus, alucinaciones, almas del pasado y un aura irremediablemente mágica. Consigue además, captar un marcado dramatismo en  sus protagonistas cuando el pasaje así lo requiere.

Un elenco de estrellas de primer nivel se nutre de actuaciones bien repartidas, dado en que un termino de 6 horas, todos sus personajes cuentan con similar cantidad de minutos en pantalla. El protagonista principal es Roy Cohn, ese despiadado personaje que transitó los mas oscuros y siniestros pasajes de la reciente historia americana. El film aborda su vinculación con el macartismo, sus persecuciones y sus acusaciones y sus excesos sexuales, que encuentran a este agonizante Cohn, en plena decadencia desnudando a un ser incapaz de redimirse en la piel de un excepcional Al Pacino.

Un matrimonio rumbo al fracaso y a la destrucción frente a las dudas sexuales del hombre (el siempre rendidor Patrick Wilson) y las depresiones y adicciones de la autodestructiva mujer (la gran Mary-Louise Parker, en otra factible prueba de su versatilidad) son otro foco trascendente del relato. Meryl Streep (quien ya trabajó con Nichols en "Silkwood" y "Recuerdos de Hollywood") sorprende con una camaleónica interpretación en cada uno de sus sus tres papeles (un rabino, la madre del personaje atribulado de Patrick Wilson y el espíritu de Ethel Rosenberg que acude en salvacion de su verdugo Cohn). 

Por su parte, la brillante Emma Thompson (quien ya había colaborado con Nichols en la producción tambien televisiva "Wit" y en "Colores Primarios") cuenta con similar dimensión actoral y una transformación que la deja físicamente irreconocible, al recrear a un vagabundo y también a una  adorable enfermera en cuidado y contención del personaje enfermo de Justin Kirk al que también acude del cielo para guiar su destino.

Asi la historia encuentra su desarrollo y devenir, conviertiéndose en un viaje cadencioso, extenso y directo a lo profundo del ser. Entre los límites de la tragedia y la comedia, el amor y la traición, la vida y la muerte, Angels in America es un viaje a través de un paisaje de desesperación y esperanza que define con trazo fino a la Norte América de finales del siglo XX.