lunes, 19 de mayo de 2014

CINE EUROPEO - DESAYUNO EN PLUTÒN (Breakfast on Pluto, 2005) de Neil Jordan




 

EL QUE MUCHO ABARCA... 



* *
REGULAR


Parece que este tropiezo en la carrera cinematográfica del exquisito Neil Jordan mucho tiene que ver con querer abarcar demasiado y de terminar sin redondear o concluir las distintas instancias y disparadores dramáticos que se plantean en su mas reciente film. Con el espíritu galm-rock pretende incursionar en terrenos musicales que mejor asimilo el film de Todd Haynes "Velvet Goldmine" o en espíritus intimistas en busca de la identidad en la juventud que mejor expuso en su momento "Mi Mundo Privado" de Gus Van Sant. El realizador de "El Juego de las Lagrimas" apela a un elenco íntegramente irlandés con Cillian Murphy, Liam Neeson, Brendan Glesson y Stephen Rea, varios de ellos actores fetiche del reconocido director.

 
Londres, mediados de los '70. Una joven y moderna belleza pasea por una calle empujando un carrito. Los albañiles en los andamios le silban, pero ella responde rápidamente con un comentario mordaz; su historia, la historia de Patrick "Kitten" Braden, es demasiado fuerte para su gusto... Tyreelin, Irlanda, 1958. Un pueblo irlandés de postal. Sólo los madrugadores pájaros son testigos de como una rubia y delgada mujer deposita un bebé en la puerta de una parroquia y se aleja rápidamente. ¿Parece el sacerdote que abre la puerta sorprendido, angustiado, culpable?. El padre Bernard, como los chismorreantes pajarillos pueden atestiguar, no ha sido el mismo desde que la rubia sirvienta se fue. El huérfano es rápidamente enviado a Ma Brade, que será su madrastra. 9 o 10 años después, se horroriza al encontrar al joven Patrick con un vestido de su hermanastra y poniéndose pintalabios. Con la revelación de que no es su madre viene la pregunta, "¿quién es mi verdadera madre?". 
 

Y es tanto lo que intenta abarcar Neil Jordan que es poco lo que termina por esclarecer, o por hacernos entender que es lo que nos quiere decir. Con una estética que muy estilizada va de lo extravagante a o lo salvaje, pasando por tonos sentimentales mas bien agridulces, el film se propone bucear en terrenos como los del auto descubrimiento en ese camino que emprende su protagonista para conocer su identidad y formarse como persona y en este viaje de renovación el film evocara la etapas de fines del  los '60 y principios de los '70 políticamente y socialmente convulsionada por la acción de la IRA y el terrorismo en Irlanda, a la vez que intentara en vano hondar en cuestiones como la relación entre padres e hijos, entre madres e hijos, en medio de infancias abandonicas, prostitución y procacidades sexuales, eso ultimo a tono con la revolución sexual de aquellos años aunque algo distante con los tiempos que corren hoy en día y en cuanto a las temáticas trágicas que aborda, Jordan solo puede acercarse (o solo se anima a hacerlo) a la superficie de las mismas sin hondar demasiado en los tormentos de su protagonista o sin hacerlo mediante un lenguaje cinematográfico apropiado a dicha expresión.


De estructura narrativa compleja entre tanto coloridos y un clima alegre, son pocos los momentos en donde Jordan aceita sus mecanismos para lograr cierta profundidad y apego en el film y generalmente se muestra dubitativo en sobre como encarar a su extraño personaje en medio de una particular historia que entre triste y conmovedora, entre cómica y vulgar quiere abarcar demasiado para lo poco que aprieta y su tono de fábula episódica la hace larga y desordenada.  Nada que objetar a la gran personificación de Murphy, quien en otra muestra de su ductilidad actoral compone con gestualidades, voz y extravagancia el tormento interior de su personaje que más allá de los esfuerzos del film para caricaturizarlo uno llega a comprender y a entender aunque la historia y la manera elegida para contarla lejos este de la empatia del publico.

Clip - trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada