viernes, 16 de mayo de 2014

CINE DE AUTOR - EL NUEVO MUNDO (The New World, 2005) de Terrence MalIck

  




EL PASADO PERDIDO




* * * 
BUENA


A principios del siglo XVII, EE.UU. era muy parecida a lo que había sido cinco mil años atrás: una enorme tierra salvaje poblada por una complicada red de culturas tribales. Aunque estos pueblos viven en armonía con su entorno, las relaciones entre ellos son más difíciles. Y una intromisión desde fuera es lo único que hace falta para romper el equilibrio. En un día primaveral de abril de 1607, tres pequeños barcos con 103 hombres a bordo entran en este mundo procedentes de su tierra inimaginablemente lejana, el reino de Inglaterra, a cinco mil kilómetros al este. En nombre de su patrocinador, la Virginia Company, buscan introducir su cultura, religión y economía en la costa de lo que consideran el nuevo mundo. El buque insignia de la pequeña flotilla se llama Susan Constant. Encadenado bajo cubierta se encuentra un rebelde de veintisiete años llamado John Smith, condenado a la horca por insubordinación. Veterano de numerosas guerras europeas, Smith es un buscador de fortuna... aunque la fortuna a menudo le ha dado la espalda.  


Cineasta particular este Terrence Malick. Pensar que en 35 años de trayectoria como director tiene solamente filmadas 4 películas. Casi al ritmo de una película por década, pero vaya que películas. En los '70 revoluciono al cine independiente con un film de culto que marco a fuego la época "Badlands", luego al finalizar dicha década conmovió una vez mas a la critica con su impélale "Días de Gloria". Sin embargo, un ostracismo de 20 años nos haría extrañar a Malick hasta que a fines de los '90 realizo el excelente film bélico "La Delgada Línea Roja". Y en este paréntesis hasta el día de hoy en donde conocemos su más nueva realización, que comenzó a esbozar varios años atrás, se trata de "El Nuevo Mundo", su bien personal visión de la conquista de tierras vírgenes por parte de los colonos ingleses y su choque de culturas con los nativos indios de la zona.

Malick, al igual que en sus primeros dos films, reflexiona de forma poética y lírica sobre amores prohibidos, sobre costumbres arraigadas, sobre choque de culturas. Su mirada es pasiva, el relato es denso y pausado, la puesta en escena juega con los elementos de la naturaleza y del paisaje para expresar su sentido y visión, la idiosincrasia de Malick para mostrar su visión de civilización versus barbarie, donde la cultura arraigada y virgen cede ante el imperialismo colono, donde dicho acontecimiento cede lugar a la historia de amor que se gesta ente una nativa y un capitán de la expedición: serán entonces traiciones, decepciones, desamores las emociones que se apoderen del relato con el personaje de Pocahontas -si bien nunca se lo nombra de forma explìcita- como centro del relato, donde por ella pasaran las distintas sensaciones, la de las costumbres invadidas, la del desamparo del amor perdido, la de la muerte temprana por los sueños postergados que no pudieron ser.

Mas allá de cierta esquematización de Malick a la hora de mostrar a sus personajes y la carnadura de estos, hay un acierto en el trabajo de la puesta en escena, donde los escenarios naturales hablan por si mismos, donde la Madre Naturaleza y su expresividad le gana a las palabras, donde la música wagneriana hace solemne al relato y donde el rezo a los dioses y el constante relato en off interceden en las peleas cuerpo a cuerpo que con gran manejo de ritmos y dosis de realismo confrontan ambos bandos, cuya confrontación no es lo homogénea y lo constante que mejor le hubiera caído al film.

El elenco del film cuenta con algunas caras conocidas que refuerzan el relato, aunque claro esta, este no es un film "de actores" o para el lucimiento de ellos, aquí juega mas relevancia el lenguaje que intenta expresar Malick por medio de sus ideas a través de la puesta en escena. Es aceptable la labor de un interprete tan sobrevalorado y de registros tan limitados como Colin Farrell, misma suerte corre Christian Bale en un rol en las antipodas de su reciente Batman, por otra parte siempre es grato ver al impecable Christopher Plummer, como también prestar atención al debut cinematográfico de la joven y cautivante Q' Orianka Kilcher, que sin dudas atrae la mayor atención del relato.



Clip - trailer:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada