jueves, 24 de abril de 2014

HOLLYWOOD - LOS PRODUCTORES (The Producers, 2005) de Susan Stroman







CLÁSICO Y MODERNO




* *
REGULAR



Adaptación del musical de Broadway creado por Mel Brooks que el propio Brooks ya había llevado al cine a finales de los años '60. En la New York de 1959, Max Bialystock fue uno de los reyes de Broadway, pero ahora todos sus shows se cancelan en la noche del estreno. Pero todo cambia cuando recibe la visita del contador Leo Bloom, quien le propone una idea algo neurótica: recolectar el dinero necesario y asegurarse de que el show sea despreciado.

"Los Productores" viene a formar parte del revival del género musical que desde hace algunos años explota Hollywood. Comenzando por "Moulin Rouge", pasando por "Chicago", "De-Lovely" y "El Fantasma de la Opera" son obras que bien reconocidas en ámbitos teatrales hicieron su exitosa transposición a la pantalla grande poniendo nuevamente de moda un genero que se creía acabado. Dentro de "Los Productores" hay una historia interesante dentro de la obra de Mel Brooks: conocida como "Con un Fracaso, Millonarios" en 1968 se produjo la primera adaptación cinematográfica que en 2001 fue llevada a Broadway de la mano de Brooks que este año decidió realizar una nueva adaptación con el mismo elenco protagonista de la obra (Matheew Broderick y Nathan Lane) y con la coordinadora artística teatral en las veces de director, Susan Stroman.

Cabe decir que esta versión de "Los Productores" es un aceptable musical, pero también cabe preguntarse que le faltó para convertirse en un gran musical, cosa que evidentemente no es. En principio hay que contextualizar los fims musicales en su ámbito contemporáneo, es decir, otrora grandes musicales de su época como "Cantando Bajo la Lluvia" o "Amor Sin Barreras" fueron grandes en su tiempo, pero hoy la puesta en escena de los mismos resultaría obsoleta. Y similar sensación produce ver esta película, la ambientación luce un tanto pasada de moda y bien podría haber encajado mejor en el lejano 1968 en que se vio estrenado el film original.

En su reversión hay buenos números musicales, excelentes actuaciones, acertados y muy cómicos gags, pero le falta creatividad visual, imaginación y despliegue, que son los factores primordiales por los cuales se transpone una obra desde el teatro al cine: para recrear visualmente los efectos que en teatro son imposibles y para darle entonces mas imponencia visual, con el objeto de enriquecerla, hacerla más vistosa y disfrutable. Sucede que Stroman paga caro su inexperiencia detrás de las cámaras y la resolución acaba siendo limitada por los parámetros generacionales que evidentemente condicionan al género, si bien la autora respeta la reminiscencia a cierta estética clásica a la que la obra remite.

El elenco esta encabezado por los ya mencionados intérpretes originales de la obra, tanto Lane como Broderick conocen de memoria sus papeles y consiguen sacarle lo mejor gracias al enorme talento interpretativo de ambos, con el timing  y la gracia justos para el gag indicado y el ritmo apropiado para las escenas musicales. Dos fuertes figuras de reparto completan el elenco: Will Ferrell en un papel de comedia a su medida y que por suerte se distancia un poco de sus gastadas últimas performances y Uma Thurman (que reemplazó a la disidente Nicole Kidman) que haciendo gala de su enorme talento muestra esta vez una nueva faceta de su repertorio: su personaje canta, baila, seduce como siempre...y pronuncia su interminable nombre sin equivocarse una sola vez.


Clip - trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario