sábado, 12 de abril de 2014

DOCUMENTALES - PJ20 (ídem, 2011) de Cameron Crowe









* * * *
MUY BUENO




Documental estadounidense dirigido por Cameron Crowe sobre la banda Pearl Jam, que fuera llevado a cabo para celebrar sus 20 años de carrera. Su estreno fue el 10 de septiembre de 2011 en el Festival de cine de Toronto. El documental consta de más de 1.200 horas de grabación en las que se muestra la más pura esencia de Pearl Jam, este grupo de jóvenes que nacieron con la explosión del grunge y que ha sobrevivido hasta el día de hoy. 

El documental pasa por hechos claves de la banda como por ejemplo su MTV Unplugged, el discurso de los Grammy en 1996 o la tragedia de Roskilde. Desde la óptica de Cameron Crowe -fan de la banda y oriundo de Seattle- su experiencia propia sirve como antecedente para detallar la escena musical de finales de los años 80 en la noroeste de Estados Unidos y explicar el surgimiento de una las bandas más influyentes de los 90. Es en este ambiente que narra la historia de Mother Love Bone y cómo de las cenizas de la banda renació un grupo más fuerte y distinto, pero que no existiría de no ser, en gran medida, por Andy Wood.

La larga travesía en la que nos embarca Crowe dedica gran parte a los años de Pearl Jam alrededor de su álbum debut Ten y la percepción que los fue moldeando durante sus primeros años de carrera hasta la muerte de Kurt Cobain y la decisión de decir ‘no’ al mundo. Son los mismos miembros quienes narran estas primeras experiencias mezclados de cortos de presentaciones, programas de TV, artículos de prensa y demás cuestiones que los fueron llevando a la corriente popular –donde podían haber terminado como Nirvana– y la rectificación de rumbo efectuada hasta llegar a cómo, de cierta manera, se independizaron para hacer lo que consideran lo mejor para el grupo creando la música que quieren y no que la disquera les impone, presentándose donde consideran mejor para sus aficionados, y evitando caer en el agujero negro de la industria, ayudados por  gente como Neil Young.

De forma sucinta, PJ20 toca la segunda mitad de la carrera musical de la banda con una división basada en eventos y no en fechas. Entre el momento de decisión de los miembros sobre si quieren seguir tocando juntos y la tragedia de Rockskilde, el documental toma una pausa para reflexionar lo que esos primero años representaron y dejaron en la banda, el lugar en el que estaban parados y reflexionar sobre el camino a seguir como individuos, por lo distintos que son cada uno de sus miembros. Tras el breve periodo de reflexión, la banda regresa más fuerte que nunca; dispuesta a poner su voz al servicio de las causas que consideran importantes aún cuando sus seguidores no estén de acuerdo; dispuestos a permanecer unidos y accesibles a sus fanáticos, sorprendidos y a la vez agradecidos de seguir juntos, pero, sobre todo, vivos.

PJ Twenty, además de hacernos ver y oler lo que se cocía en Seattle a finales de los 80 y principio de los noventa, donde nació el movimiento al que muchos de los protagonistas renunciaron, nos ofrece imágenes y momentos entrañables. No hace falta ser un gran seguidor del grupo para que el documental te interese. Cameron es un excelente narrador y sabe a los fines cómo contar una historia acerca de auténticos supervivientes del rock and roll, que aún 20 años después mantienen su frescura, principios y apetito grunge dentro de la escena alternativa. 


Con la secreta intención de que ese material de algo serviría 20 años después, Crowe lleva a cabo un exclusivo y pasional acto de fe en su banda, arraigándose en su ciudad, en un movimiento musical incipiente y los sonidos de ésta. Casi profético. Con la ceguera emocional que la pasión otorga y aún superando la muerte de uno de sus miembros. Mantener firme tus convicciones acerca de la independencia de tu arte, luchar por eso, y que miles de personas se identifiquen con ello y acepten tus condiciones para apreciar tu trabajo, es, sin duda, un acto de fe.
 

Pues eso es Pearl Jam, un verdadero acto de fe entre un grupo de personas que supieron depositar sus confianzas en el resto para pavimentar su camino al éxito, al tiempo que persigue su inclaudicable vía de escape a los cánones del mainestream y las reglas del negocio. Y el relato de ese proceso, difícil y a veces hasta doloroso, es PJ20. Otro real acto de fe, de parte de un realizador que se hizo parte de la historia porque los caminos propios y de la banda se unieron indefectiblemente y hoy son parte de la misma historia, surgida en las calles de Seattle.



Link - documental completo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario