martes, 17 de diciembre de 2013

HOLLYWOOD - EL SOSPECHOSO (Rendition, 2005) de Gavin Hood




 

DEMOCRACIA, LADO B

* * * *
MUY BUENA

Película para nada políticamente correcta, “El Sospechoso” es otro intento de Hollywood por desnudar incómodas verdades del manejo gubernamental de los Estados Unidos en el post 11/9 y su maniobrar internacional, temáticas mas que abordadas por estos tiempos. De tinte político, este thriller se asemeja a la reciente “Michael Clayton” o y mas aún a la no muy lejana “Syriana”. 
Isabella (Witherspoon) es la esposa de un ingeniero químico egipcio (Omar Metwalley), cuya familia emigró a Estados Unidos a mediados de los años 80. Tras ser detenido como sospechoso de terrorismo, es trasladado a unas instalaciones secretas fuera de los Estados Unidos, donde un agente de la CIA (Jake Gyllenhaal) lo interroga utilizando métodos poco ortodoxos. Mientras tanto, su mujer hará todo lo posible para localizarlo.
El director sudafricano Gavin Hood debuta en Hollywood luego de ganar un Oscar por “Tsotsi”. La trama entremezcla varias historias se cruzan dentro de un relato central, que apunta sin concesiones contra la política de seguridad nacional en los Estados Unidos y sus métodos para conseguir información que ayude a prevenir supuestos atentados.

La acertada narración que propone Hood (donde el punto de vista del espectador está de forma permanente a la para en que se cuentan los sucesos) resulta efectiva, punzante, plena de tensiones y variables contínuas, no da respiro como buen estandarte del genero del thriller y a la hora de sorprender y resignificar su trama, realiza un interesante desdoblaje de los eventos que ayudan a poner las piezas en su lugar mediante un efectivo uso del flashback/flashforward como recurso cinematográfico que genera aún mas desconcierto y sorpresa.
Estados Unidos como nación y como potencia se muestra tan susceptible de su vulnerabilidad como amoral y poco ética, cuyo aparato de inteligencia (la CIA) se ensucia las manos con frecuencia, victimizando a islámicos inocentes a merced de religiosos suicidas. En este aparato sistemático e impiadoso que el film expone, también muestra el costado humano de los indefensos de este ejercicio de poder, así como también el sufrimiento, los móviles y las drásticas consecuencias del accionar terrorista.
El film reúne un sólido elenco donde se destacan la siempre genial Meryl Streep (como una malvada interventora de la CIA), Reese Whiterspoon (en una prueba mas de que sabe actuar además de hacer comedias comerciales), Jake Gyllenhall (en otra acertada labor), y un intérprete secundario de lujo como Alan Arkin (el veterano actor, en la piel de un corrupto senador) entre otras caras conocidas de reparto. 
El film denuncia de forma directa (con explícita violencia, crudeza y sin rodeos) las contradicciones de un sistema donde el cinismo le gana terreno al sentido común y donde los abusos de poder convierten a una democracia en una dictadora de la tortura que defiende su postura de forma mas que cuestionable atenta y necesitada de un espectador pensante e inteligente.

Clip - trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada