jueves, 14 de noviembre de 2013

CINE INDEPENDIENTE - LEONES POR CORDEROS (Lion For Lambs, 2007) de Robert Redford




  

LEÓN SUELTO, CORDERO ATADO
 


* * * * 
MUY BUENA




Un político intentando tejer una de las últimas “estrategias exhaustivas” alrededor de una periodista de una agencia de noticias; un catedrático idealista intentando convencer a uno de sus alumnos más prometedores de la necesidad de cambiar el curso de su vida; y dos hombres jóvenes, cuya necesidad de vivir una vida con cierto sentido les llevó a enrolarse en el ejercito americano y en la guerra de Afganistán. Como la reciente “El Sospechoso” o la no tan lejana “Syriana”, en “Leones por Corderos” nos encontramos con un film que habla de la política internacional de Estados Unidos.
 Partiendo de un planteo estructural distinto, un enfoque y una apreciación del problema muy particular sobre la guerra en Irak y el gobierno de George Bush, el film da paso a un final abierto que quedará librado a la conclusión del publico en una suerte de tendencia revisionista sobre un tema de actualidad que conmueve al mundo y sobre el que no se puede estar ajeno a tomar partido. Por este motivo el film es valioso, al dejar al espectador pensando en las dudas político-estratégicas que va sembrando a medida que deja ver la realidad que plantea. 
 
Narrativamente el film se estructura confrontando los puntos de vista de la reportera (quien cuestiona el gobierno de Bush), el senador (quien enérgicamente sostiene la invasión a Irak) y del profesor (quien desde una mirada filosófica intenta infundir en los jóvenes el deseo de progreso). Si de plasmar una mirada aguda sobre la sociedad americana se trata, Redford ha dado muestras de su capacidad al respecto: desde “Gente como Uno” hasta “Quiz Show”, el realizador de “El Señor de los Caballos” ha mostrado de un tiempo a esta parte notoria sensibilidad para retratar una realidad mundial y atraparte con las distintas vertientes en que desembocan los conflictos.

A pesar de cerrarse a una puesta en escena hiper austera casi siempre ubicada en espacios cerrados y resuelta en planos y contraplanos, la atención que genera la historia no decae en absoluto. Esta decisión estética no se trata de poca creatividad a la hora de la puesta de cámara; el vuelo artístico del film pasa por otro lado y su hondura ideológica y cuestionamientos punzantes lo demuestran. 


La película, solventada en una puesta de escena mas bien teatral (lo que genera una óptica bastante distinta a la hora de contar), cuenta tres situaciones en simultáneo narradas en tiempo real y de resolución rápida. Resultando un metraje mas corto que lo habitual para este tipo de producciones, cuyo progresar esta sostenido en base a buenos climas, filosos diálogos y logradas actuaciones sumado a la gran capacidad de Robert Redford como director para aunar estas historias e intercalarlas en el momento oportuno. 

En este trío de historias que se cuentan el film cuenta con tres pilares en un elenco sin fisuras: Meryl Streep, descolla nuevamente con un papel de reparto de similares características de incidencia al que le vimos en “El Sospechoso” (aunque en las antípodas ideológicas e igual de creíble sin embargo). Por otro lado, tanto a Tom Cruise en la piel de un ambicioso senador como a Redford en la piel de un entusiasta profesor se los ve muy sólidos y acertados.


Una reciente tendencia hollywoodense que cuestiona el intervencionismo y el cinismo de la política exterior norteamericana, así como estado paranoico de la sociedad post 11/09, el film se percibe como un interesante ejercicio de introspección y disección de la moral, la conducta y el patriotismo americano: por un lado esa que lava sus culpas y justifica el fin sean cuales fueran los medios, por otro esa que cuestiona procedimientos poco demócratas y hace un mea culpa respecto a un presente al que se arribo por errores del pasado. 

Finalmente, sale a la luz la mas sensata de todas las miradas, esa sobre una juventud que intenta despertar en las ganas y el compromiso de buscar un futuro mejor en medio del caos que representa la política internacional de su país y una seguridad interna conmovida, vejada e invadida por un fantasma con cada vez mas fuerza al que Estados Unidos alimento durante mucho tiempo.


Clip - trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada