martes, 24 de septiembre de 2013

CINE EUROPEO - ELIZABETH, LA EDAD DORADA (Elizabeth - The Golden Age, 2007) de Shekhar Kapur





CINE DE ÈPOCA EN LA MODERNIDAD



* * 
REGULAR



La reina Elizabeth I de Inglaterra debe enfrentarse a la traición en el seno de su familia y a sangrientas tentativas de apoderarse de su trono. Elizabeth es consciente del cambio religioso iniciado en el siglo XVI en Europa, y el poderoso rey español Felipe II está decidido a restaurar el catolicismo en Inglaterra con la ayuda de su ejército y su invicta armada. Al desenmascarar a los traidores, entre los que parece estar la prima de Elizabeth, María Estuardo, el fiel consejero no sabe que acaba de dar comienzo al declive de Inglaterra.
 
Que hayan decidido filmar, diez años después, una nueva película que abarca otra etapa de una de las reinas más importantes de Inglaterra -la reina Elizabeth- es un síntoma mas que claro que la mediocre modas de hacer secuelas también parece haber tomado por asalto al cine histórico. Y aùn mas, haber aggiornado a la moda de hoy a un cine de calidad que no abunda en Hollywood y del que un director independiente como Shekhar Kapur es también victima. 

Cate Blanchett en la piel de Elizabeth había retratado de forma impecable la llegada al poder de la “reina virgen”, cabeza de una de las monarquías más poderosas del mundo. Si la primera entrega de Elizabeth sobresalía por su rigor histórico, esta segunda se pierde en una búsqueda estética estéril por endiosar a su reina, perdiéndose en detalles históricos pocos claros u omitiendo elementos trascendentales del curso histórico. Peor aùn, tomando decisiones narrativas mas que cuestionables como el hecho de querer hacer encajar en el relato a un personaje como el de Clive Owen que parece sacado de otra película. 

Una suma de decisiones equivocadas que hacer perder peso a un film cuyo rigor histórico no cumple con las expectativas donde ciertas distorsiones en cuanto a acontecimientos le quitan fidelidad al relato. En cuanto a la propuesta del director respecto al cáliz que le da a su film, es notorio que Kapur intenta polarizar la trama en varios rasgos genéricos. Si las escenas de acción resultan espectaculares y dan al film un tono épico, el romance que teje la historia de amor incipiente entre los dos protagonistas sumado al melodrama con el que se retrata a la figura vulnerable y expuesta de Elizabeth, conjugan una mixtura de gèneros un tanto difusa. 

De esta forma, nos encontramos con marcas establecidas que dan al film una identidad que no pretende hacer hincapié en los entramados políticos que pusieron en jaque el reinado de Elizabeth y allí es donde el film pierde peso y credibilidad histórica. Es decir, el triangulo amoroso que expone la trama se concentra en la vida sentimental de la reina y allí es donde falla el autor en su mensaje, porque coloca en este aspecto su acento y descuida los momentos mas disfrutables que brinda el film. Su punto fuerte resulta cuando se propone retratar la figura de la reina y sus debilidades (su presente acosado por fantasmas) y el manejo de poder político que hace girar a su alrededor (también sujeto a su intrigante personalidad).

Cate Blanchett, una de las actrices de mas renombre hoy en dia confirma una vez mas dicha exigencia y sobresale nuevamente dando un matiz similar a aquella gran y consagratoria composición de Elizabeth una década atrás, otra vez con su soberbia representación de la Reina. Clive Owen esta mas que apropiado para ese papel de aventurero; no es su culpa que no resulte apropiado en la historia. Geoffrey Rush y Samantha Morton por su parte, cumplen con aceptables roles secundarios que redondean un elenco estelar sin fisuras.

Apoyado en una impecable técnica en donde se destacan la fotografía, vestuario, maquillaje, banda sonora y la acertada ambientación que hace las veces de marco geográfico, se destaca, entonces, la opulencia visual por sobre la densitud dramática. Entonces, se convierte el film no en un testimonio histórico, pero si en una valorable obra de época solo por su recreación. Aunque claro, se trata de uno de los personajes mas intrigantes de la historia de la humanidad, y el mero hecho de recrear un contexto sin llegar a su profundidad, resulta apenas la carcaza de una historia por momentos vacía en su contenido, pero técnicamente incuestionable.


Clip - trailer:





No hay comentarios:

Publicar un comentario