domingo, 29 de septiembre de 2013

CINE ARGENTINO - CAMA ADENTRO (2004) de Jorge Gaggero







REALISTA, PERO CONSERVADORA



* * * 
BUENA




Beba es una mujer de la clase media alta argentina que ve venirse a menos su status con la cada vez más tremenda hecatombe financiera de su país. A partir de allí, todo cambia en su vida, principalmente su relación con su mucama de toda la vida, Dora, testigo silente de los últimos y tambaleantes bastiones económicos de su patrona, quien hace seis meses que no puede pagarle el sueldo. 

Es difícil hacer cine en Argentina, mas que nada para los realizadores jóvenes y debutantes, que no cuentan con todo el apoyo de la publicidad, factor imprescindible a la hora de promocionar un film y de así decidir su suerte en la taquilla.

Por estas geografías esta todo mal distribuido y toda la publicidad va a parar a los tanques nacionales, por lo cual las pequeñas producciones independientes prefieren estrenar el film en festivales del exterior para luego desembarcar en el país con las espaldas un poco mas resguardadas. Esta elección tomó Jorge Gaggero para su opera prima "Cama Adentro" que profundiza sobre la relación de dos mujeres de clases sociales opuestas quienes sobrellevan sus conflictos personales y su vinculo entre ambas en medio de la debacle social, económica y política de Argentina a fines de 2001.

El guión de la película parece haberse cuidado en los detalles más mínimos -lo veremos en guiños constantes- para retratar la crisis que vivió Argentina dejando al desnudo el desamparo político, la convulsión social y el descalabro económico de aquellos cercanos años donde la clase alta se mostraba distante e hipócrita, donde la clase media perdía terreno irremediablemente y donde la clase baja hacia malabares para sobrevivir. Para mostrar esta realidad no se cae en estereotipos argumentativos, lo cual es valido, sumado a que desde un comienzo se vislumbra un duelo interesante que van a desarrollar sus dos personajes centrales que más allá del caos de sus vidas se tienen la una a la otra, en un evidente lazo afectivo marcado por una relación de amor-odio. 

El film, en un paralelo valido con otros similares, se suma a otros que trataron conflictos humanos conmovedores y su impacto en determinados sectores sociales argentinos como fueron "Un Año sin Amor" y "Hermanas", recientes proyectos también en manos de directores debutantes que no corrieron buena suerte ya sea por su falta de promoción publicitaria o por sus intermitencias producto quizás de la inexperiencia de sus realizadores.

La temática gira en torno al mencionado conflicto social y se suma a la fallida intención de "Buena Vida Delivery" (2001) o a la también insuficiente "Whisky" (2002) que, si bien fueron premiadas en varios festivales del exterior, no tuvieron demasiado éxito en la cartelera local. La explicación probablemente sea el punto de vista derrotista y poco esperanzado que toman de la crisis con un aire gris que puebla por completo a la película impidiendo cualquier otra óptica posible, sin permitirle despegarse de este animo entre melancólico y pesimista de esta parte de Sudamérica tan golpeada. 

Este sea quizás el error en el que se vuelve a incurrir en "Cama Adentro", al punto de tornarse reiterativa en sus conflictos y lenta en su resolución dejando cierta sensación de insatisfacción en la relación de ambas mujeres, cuyo vinculo parece estático e inmaduro a pesar de haber transcurrido la quimera de treinta años de convivencia. A pesar de un final que no convence por sus limitaciones, de un humor pícaro que alternaba con la tragedia relatada y que se diluye por completo para dejar paso al desamparo absoluto, el film es válido en cuanto a la manera en la que muestra un conflicto social de las dimensiones marcadas. Teniendo en cuenta que la relación entre los dos personajes principales podría haber evolucionado bastante mas, no por eso el relato insinúa perder el espíritu documentalista que se pretende imponer.


El elenco lo encabeza la siempre eficiente Norma Aleandro, que sabe bien como dotar a su personaje de las emociones y los matices adecuados y hacerlo encajar perfecto en medio de la crisis personal que vive. Norma Argentina -en el rol de mucama- es un auténtica revelación y para componer su personaje no hace mas que calcar la profesión que llevo a cabo durante toda su vida. Al igual que Enrique Piñeyro se interpretara a si mismo en el rol de piloto para "W-R-Z" (2003), parece en este rubro imponerse la no tan ideal tendencia de imitación mas que de actuación. Marcos Mundstock, Monica Gonzaga, Claudia Lapaco y Susana Lanteri completan un sólido elenco para un film que fue de mayor a menor, pero que en balance redondea se positivamente, aún a pesar de no deslumbrar.


Clip - trailer:




No hay comentarios:

Publicar un comentario