viernes, 2 de agosto de 2013

HOLLYWOOD - EL SEÑOR DE LA GUERRA (Lord of War, 2005) de Andrew Nicchol






 UN HOMBRE DE ARMAS VENDER


* * * 
BUENA



Así como "Blow, Profesión de Riesgo" o "Traffic" describían con audacia y sin eufemismos las miserias y los riesgos en el mundo del trafico de drogas, así como "Buenos Muchachos" hacia lo propio con el de la mafia y "Casino" con el de las apuestas, "El Señor de la Guerra" hace lo propio con el despiadado circuito del trafico de armas. Ese ámbito que si la estadística dice que una de cada doce personas en el mundo lleva un arma se preocupa por como armar a las restantes once, a países de izquierda y de derecha, a gobiernos en conflicto bélico, sin impórtale la vida de niños o mujeres, de pobres o ricos, de indígenas o negros, amorales y despiadados, los traficantes de armas hacen su negocio y se complacen de satisfacer una necesidad natural humana: matar.

Un traficante profesional de armas ha llegado al nivel más alto de su carrera, sólo para encontrarse con la némesis más poderosa que cada ser humano puede tener: su conciencia; y ahora, tras vender durante años terror y muerte en material bélico, habrá que tomar una decisión: dimitir o continuar; elección que se complica cuando se ha vivido rodeado de mujeres, armas, glamour y enemigos. Para aumentar la tensión, un agente de la Interpol, cual chacal a su presa, le está pisando los talones.
 
El film es visualmente audaz e innovador, desde la secuencia inicial brillantemente lograda que muestra la fabricación de una bala hasta que llega a manos de sus destinatarios mientras la voz en off de su protagonista (que narra la mayor parte del relato en primera persona, así lo hiciera una novela noir) nos introduce la historia. Cínica e irónica el film confronta su visión ambigua de este estudio moral sobre los personajes que hacen andar este negocio alrededor del mundo. 

Así, con toques ácidos de humor negro y una estructura difícil de encasillar entre el genero de acción, el drama o el suspenso, este alegato bélico-político se permite pese a su previsibilidad reflexionar sobre la crisis de conciencia que experimenta este traficante de armas inmerso en su propio mundo de mentiras y en este conflicto moral que se desprende se deja ver el ascenso y la caída de un hombre que construyo un imperio, el mundo del crimen y su relación con la corrupción gubernamental. Virtuoso, rebelde y profano, Andrew Niccol explora terrenos autocriticos que sobresalen por ser poco usuales en el cine de Hollywood al cuestionar al propio gobierno y su función en la distribución de armas a nivel mundial. 

El autor guionista de "La Terminal" y "The Truman Show" se muestra inspirado y nada haragán para la puesta en escena, que sumado a los impecables rubros técnicos y al acertado uso de la música le dan a la historia mas volùmen. Nicolas Cage demuestra una vez mas porque es uno de los grandes actores de hoy en día. Con una composición brillante, a puro nervio, impulso e intensidad, logra levantar el relato cuando èste se torna previsible, saca de su personaje lo mejor para componer de forma casi radiográfica a este traficante de armas amoral, pero atrapado en el laberinto de su conciencia. Ethan Hawke por su parte, es un sólido interprete de reparto cuya gravitación en el film podría haber sido mayor incluso para provecho de la historia en esa confrontación de juego del gato y el ratón que establece con el personaje de Cage por mas de una década. 

Mas allá de sus dos caras más conocidas, el resto del elenco funciona de forma despareja: Ian Holm es una figura sólida que no encaja del todo como soporte en la narración, mientras que el reparto se pierde en elecciones no tan afortunadas como el inexpresivo Jared Leto o la insípida Bridget Moynahan. Un estreno que no pasarà a la historia como una obra maestra ni ganarà premios en festivales, pero no esta para eso tampoco. Si para convertirse en una opciòn impactante y entretenida con el sello electrizante de Nicolas Cage.


Clip - trailer:
  



2 comentarios:

  1. TENDRÉ QUE VERLA DE NUEVO PORQUE LA PRIMERA VEZ QUE LA VÍ ME DEJÓ UN MAL SABOR DE BOCA. QUIZÁS EL HECHO DE QUE EL AMIGO CAGE HA TENIDO MALOS PAPELES EN PÉSIMAS PELÍCULAS ME PREDISPUSO... "EL SHOW DE TRUMAN" ME PARECIÓ QUE ES DE LAS MEJORES QUE HE VISTO EN MUCHO TIEMPO ASI QUE, COMO DIJE ANTES, LA VERÉ DE NUEVO. GRACIAS POR EL ARTÍCULO!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcos, gracias por tu lectura y comentario, me alegro que leer el artículo te haya predispuesto a ver el film con otros ojos. Es cierto que Cage no ha acertado ultimamente con sus papeles, pero en este film (de ya hace algunos años) acierta como hace mucho tiempo no hacía. Bien dirigido y con un buen guión, Cage se controla y es calidad garantizada.

      Eliminar