martes, 27 de agosto de 2013

CINE INDEPENDIENTE - LA BÙSQUEDA (Don't Come Knocking, 2005) de Wim Wenders






  
   MÁS DE UN REENCUENTRO PARA UNA MISMA HISTORIA



* * * 
BUENA




Howard Spence, antiguo ídolo, amado por muchas mujeres, ha tenido una vida plena de relaciones agitadas y escándalos. Con más de cincuenta años ya cumplidos, su vida transcurre entre la bebida, las mujeres y el hastío de sí mismo. En la puerta de su casa rodante ha colgado un letrero que dice: "No vengan llamando", que también podría interpretarse como la llamada de socorro de un ser solitario que al final desea ayuda y comprensión. De repente se da cuenta de su vacío interior y emprende una búsqueda de sus raíces y seres queridos.

En el tono de una road movie existencialista que caracterizò a la mencionada "Paris, Texas" o a la reciente "Flores Rotas", "La Búsqueda" se deja ver como un drama entre psicológico y familiar, de tonos reflexivos, con un aire melancólico, de climas pausados y nostálgicos que exploran la búsqueda de la identidad centrado en su personaje principal. A medida que el film avanza en términos narrativos, su protagonista se cuestiona su vida, su profesión y su futuro. Allì emprende un reencuentro con sus valores a medida que busca recomponer la relación con su madre a quien no ve hace décadas, con sus hijos a quienes no viò nunca y con un amor de juventud con el que no logro cerrar una historia. 

Es interesante la manera en que Wenders reflexiona sobre estas cuestiones, dejando una marca de autor visible y disfrutable en su manejo de tiempos, que sin ser una obra maestra consigue sacarlo de la mediocridad que arrastraba desde "Dead Man". A Wenders se lo ve inspirado para expresar por medio de la puesta en escena el lenguaje cinematográfico y el simbolismo que caracteriza a su filmografía. Si bien el impecable guión estuvo en las manos de Shepard, este rechazò el papel principal que fue a parar a Harry Dean Stanton, pero esta vez Shepard además de escribir para Wenders se queda con el protagonismo.

El elenco cuenta con figuras reconocibles que le dan al film, sin dudas, un sostén mas que fuerte. Sam Sherpard compone uno de los personajes mas interesantes de este ùltimo tramo de su carrera, en esta estrella de western devenido en un ser sin rumbo perseguido por su pasado. Jessica Lange compone con entereza, emoción y sensibilidad a su personaje, mientras que es màs que grato ver a la eterna y admirable Eve Marie Saint que hace exquisito cada plano en el que interviene. Tim Roth le aporta excentricidad y algo de patetismo al hombre de ley que compone, mientras que la joven y ascendente Sarah Polley es otra de las caras conocidas de la heterogeneidad de personajes que dan vida a tan singular historia.

Mas allá de la premisa narrativa del film, sobre reencuentros familiares varios, sobre el reencuentro con la identidad perdida, esta historia marca el reencuentro entre el director Wim Wenders y el actor-guionista Sam Shepard. La dupla se habían reunido hace 20 años para la realización de "Paris, Texas", a estas alturas un neoclásico y film de culto para los seguidores de Wenders. Para ambos talentos, el reencuentro les depara quizás no un renacer en sus carreras, pero si un momento interesante que los saque de la reciente monotonía o del olvido de las grandes luces.


Clip - trailer:


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario