miércoles, 28 de agosto de 2013

CINE EUROPEO - LOS RÌOS COLOR PÙRPURA 2, LOS ÀNGELES DE APOCALIPSIS (Les Rivières Pourpres 2 - Les Anges de L'Apocalypse, 2004) de Oliver Dahan



 


 

ÀNGELES Y DEMONIOS


* * 
REGULAR
 




Para Niemans, el hombre que encontraron en un monasterio de Lorena no es una víctima cualquiera. Las marcas exotéricas gravadas a su alrededor y el extraño rito de su sacrificio hacen pensar en algo muy distinto. Cuando Reda -joven capitán de policía- descubre al doble exacto de Cristo casi muerto a la entrada de una iglesia, al principio se cree que ha salvado a un iluminado. Pero, enseguida se va a dar cuenta de que este asunto está relacionado con el de Niemans, que fue su profesor en la academia de policía.

Esta secuela de "Los Ríos de Color Púrpura" esta escrita por Luc Besson (quien se une, nuevamente, con su habitual colaborador Jean Reno) y es la segunda parte de tres historias enmarcadas en el genero policial tradicional francés. Allì, una serie de crímenes conmueve a la ciudad de Paris, el móvil aparente es el factor religioso llevado a su extremo, una pareja de policías se hace cargo de la investigación para encontrar al culpable mientras misticismo, terror, sobrenaturalidad y fanatismo van tejiendo esta red del crimen.

La dirección de Oliver Dahan se encarga de nutrir a la historia de los elementos mas notorios de índole policial, ya sea en un manejo de escenas, en la ambientación propia, en la fotografía que resalta colores y ámbitos oscuros y en la prolongación del suspenso siempre bien llevadas. A pesar de un guión no del todo favorable, el director muestra talento para llevar la historia hasta que se topa con alguna escena de persecución o de tiroteo, donde pierde la esencia y sucumbe ante las tentaciones del típico producto Hollywodense, costoso en efectos especiales, pero barato en cuanto a artística bien lograda. La banda sonora tiene sus altibajos, por momentos esta acertada y por momentos aturde; a tono con las insconsistencias que caracterizan a un film impersonal y demasiado ambicioso.

La calidad narrativa esta bastante por debajo en comparativa a la película original y en cuanto a lo que ofrece en lo referido a la temática policial, teniendo como característica principal la irregularidad, convirtiéndose en una decepción viniendo de una de las mentes mas creativas la Francia post "nouvelle-vague". El inundar el devenir de la historia coon elementos de misticismo y religión no es que lo daña su desarrollo, sino el empecinamiento en incluir en demasía factores truculentos o excesivamente violentos, que pierden sutileza y por ende, pierden el espíritu de un policial autentico.

La secuela de un gran policial que sorprendiera a principios de los 2000, acaba convirtiendo al film en un mas digno representante del gènero de terror, sin contar el desenlace cuya explicación de los hechos involucran una cadena de clisés faltos de credibilidad y correlación, que solo sirven para darle un final feliz a la desafortunada pareja de policías, que es justo decir, están bien retratados.

El elenco lo encabeza Jean Reno, componiendo un papel que se sabe de memoria, como es ese policía rudo y seco que en el fondo tiene un gran sentido del humor. Benoit Magimel suplanta con corrección al Vincent Cassell de la primera película, mientras que el legendario Christopher Lee poco puede hacer con el discontinuo papel que le cae en suerte, apenas hacerlo ver muy malvado y vaya si lo hace bien.


 Clip - trailer:




2 comentarios:

  1. Es una buena peli para un viernes a la noche. La voy ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar. Es para pasar el rato, ideal para viernes a la noche, mirala y después me contas. Saludos!

      Eliminar