miércoles, 10 de julio de 2013

CINE DE AUTOR - KILL BILL, Vol. II (ìdem, 2004) de Quentin Tarantino







    RIENDA SUELTA AL PLACER DEL FILMAR



* * * * 
MUY BUENA



El volumen 2 de "Kill Bill" sirve para complementar y concluir a su antecesora: cuenta la historia de La Novia y la venganza que esta emprende al querer vengar a los asesinos que de manera violenta la masacraron durante su casamiento dejandola en coma por cuatro años y quitandole a su hija. Esta lista de la muerte culmina con Bill, el hombre que en definitiva intento quitarle su vida y su hija. 

Si bien suena algo descabellado, parece que Tarantino quiere retomar la historia dentro de 15 años, cuando la hija del personaje que interpretaba Vivica A. Fox en el volumen 1 quiere vengar la muerte de su madre a manos del personaje de Uma Thurman. Ademàs, se planea hacer una historia (similar al anime que se viò en la parte 1) contando la infancia de "La Novia". En el Volùmen I, una mercenaria -integrante de un grupo de asesinos a sueldo- es atacada por su jefe en el día de su boda. Luego de cinco años de permanecer en un coma profundo, se despierta con un único objetivo: vengarse de sus compañeros de trabajo y eliminar al líder de la banda. 

La esperada secuela de Quentin Tarantino promete escenas de acción y memorables peleas de artes marciales, cumpliendo con creces. A diferencia de su antecesora, narrativamente existe un tratamiento màs dialogado que centrado en las escenas violentas que fueran su sello, con el estilo humoristico plagado de ironias y elegancia clàsica de Tarantino. La trama nos va llevando en la contìnua carrera de venganza que emprende el personaje principal con un argumento màs que solido y sorprendente. Tarantino, con estas armas, logra imprimir al guion una imaginacion visual ùnica y su sadismo omnipresente.


Desde su silla de director Tarantino, una vez màs, da rienda suelta a su placer de filmar, en una invitacion a los ojos del espectador exhuberane y entretenida, utilizando recursos como secuencias en blanco y negro o flashbacks oportunos, con escenas maginficamente logradas, de un realismo bizarro y un hondo dramatismo en medio de la accion y con espacio tambien para el humor sarcàstico que tan bien cultiva. 

El autor intenta en esta segunda entrega una especie de homenaje al spagehtti western de los '70 luego de hacer lo propio con las artes marciales y las mafias yakuzas en la primera parte. A este homenaje se remite tambien la lograda banda de sonido a cargo del històrico Ennio Morricone y la gran ambientacion en paisajes tipicos de acuerdo al desarrollo, retratando escenas de combate, donde el director mantiene el perfil violento y sangriento de su antecesor volùmen.

La destacable interpretaciòn de Uma Thurman quedarà en la historia de su filmografia personal y de la misma manera que en el volumen 1 entrega una notable actuacion, con un sobrado y dedicado esfuerzo fisico requerido por su personaje, logra imprimir validez y credibilidad a los momentos mas dramaticos y asimismo consigue salir airosa en las escenas de acciòn mas arriesgadas. Daryl Hannah es la clara muestra que este personaje olvidado de Hollywood todavia tiene mucho para mostrar de la mano de un experto en resucitar estrellas como Tarantino. Otro rescatado por parte del realizador resulta David Carradine, el ex- Kung Fu se carga sobre sus espaldas un personaje tan colorido como de culto.
 
  La segunda entrega de la saga consolida a un autèntico creador de modas y tendencias, encargado de resaltar figuras olvidadas y llevarlas al primer plano como lo hizo alguna vez con John Travolta en "Tiempos Violentos" (1994) y con Pam Grier en "Triple Traicion" (1997). Esta vez hace lo propio con David Carradine y Daryl Hannah, encontrando en Uma Thurman a su musa inspiradora y en Michael Madsen y Samuel L. Jackson dos amigos personales del director que se prestan a jugar  mediante apariciones estelares con los innumerables guiños cinèfilos que presenta el film.


Clip -trailer:


2 comentarios:

  1. Personalmente me gusto más la primera, creo que experimenta con más elementos, como el uso del blanco y negro, comics, etc. De todas manera coincido en tu descripción de la segunda y creo que Uma Thurman logra hacerle saltar la térmica a más de uno. Tarantino siempre ha sido esa mezcla de genio infantil, juguetón e irónico que atrapa y te hace serle fiel aunque no quieras.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con todo lo que comentás, salvo con lo de infantil de Quentin. Si tuviera hijos, no los dejaría a su cuidado...je. En cuanto a Uma, ahora entiendo mi fiebre repentina luego de haber visto el film. Saludos!

    ResponderEliminar