jueves, 13 de junio de 2013

CLÀSICOS - EL SÌNDROME CHINA (The China Syndrome, 1979) de James Bridges





UNA DENUNCIA AL SISTEMA  



* * * *
MUY BUENA   


Para la realización de "El Síndrome China" su director James Bridges se basa en un hecho real ocurrido en una planta nuclear lo que convierte al film en una especie de denuncia a los riesgos que exponen este tipo de pràcticas. La película resulta un acercamiento similar al que años después realizaría Mike Nichols para "Silkwood" (1984) o Steven Zaillan para "Una Acción Civil" (1999) y luego Steven Soderbergh para "Erin Brokovich" (2000). La película obtuvo cinco nominaciones al Oscar (Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Escenografia, Mejor Efecto de Sonido y Mejor Guión). 

Kimberly Wells es una atractiva reportera de televisión que se ocupa habitualmente de noticias intrascendentes. Su camarògrafo es Richard Adams, un joven de carácter rebelde. Un día, el equipo filma casualmente un incidente en una central nuclear. La trama cuenta la historia de estos dos periodistas que descubren accidentalmente una falla en los sistemas de seguridad de una planta nuclear lo cual supone un riesgo de grandes proporciones para los habitantes de la zona. La denuncia y la comprobación del hecho no será tan simple dado los intereses monetarios y las circunstancias políticas que rodean la situación.


El guión de la película que desarrollo Bridges esta muy bien estructurado a los fines de concretas un thriller de denuncia sin concesiones. La historia que se cuenta es verídica y, pòr tanto, su adaptación cinematográfica resulta en un drama repleto de suspenso, con constantes de disparadores donde uno puede observar las distintas variantes que propone el mismo. Dada esta virtud, el relato es intrigante, trepidante y consigue mantener la atención de forma permanente en sus mas de dos horas de duración. 
La dirección de James Bridges ("Limbo") es perfecta y se convierte en el punto fuerte del film. Mas allá de la controversia de la trama propia dereivda de un hecho real y escandaloso, el director da al film una orientación de manera que queden en evidencia los pormenores y los intereses que manejan los medios de comunicación masivos, el poder de la noticia, la velocidad de la información y la tergiversación de la misma. Este ambiente que logra crear resulta enriquecedor para la historia y se acerca -aunque en menor medida y otro tono- al que dio Sydney Lumet en la memorable "Network" en 1976. La ambientación de la película en la transitada y bulliciosa ciudad de Los Ángeles es favorecedora; para ello se emplea una gran escenografia y rescatables efectos especiales de sonido, todos al servicio de la voràgine del relato.
El elenco reúne estrellas de la talla de Jane Fonda ("Klute"), Jack Lemmon ("Desaparecido") y un joven Michael Douglas ("Wall Street") en su papel mas comprometido hasta entonces. Fonda como la osada periodista y Lemmon como el atribulado empleado de la planta entregan actuaciones veraces y sólidas. Un muy jòven Douglas, en tanto, en la piel de un inexperto fotógrafo cumple desde su rol secundario en un papel que le permite mostrarse por primera vez en las grandes luces de Hollywood.


Clip - trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada