lunes, 27 de mayo de 2013

HOLLYWOOD - 16 CALLES (16 Blocks, 2006) de Richard Donner





AMANECER DE UN DÌA AGITADO


* * * 
BUENA



16 Calles es el retorno a los primeros planos -quizás no a la grandeza fílmica- pero si en términos de exposición de dos pesos pesados de Hollywood. Después de dejar atrás sus mejores años como realizador, Richard Donner ya poco tiene que demostrar y la calidad de sus títulos hablan por si solos cuando mencionamos a uno de los directores de Hollywood que en el ultimo tiempo mejor supo aunar entretenimiento y vuelo artístico, innovación. 

A las 8:02 de la mañana, el detective de la policía de Nueva York Jack Mosley recibe una misión aparentemente sencilla. El delincuente Eddie Bunker está citado para testificar ante un gran jurado a las 10 en punto y le debe trasladar de la celda al juzgado, a 16 calles de distancia. Esta es la historia de cómo pueden llegar a cambiar dos hombres con sendas deudas con su pasado y de cómo uno puede hacer cambiar al otro, a través de una tensa lucha entre la vida y la muerte a lo largo de 16 calles de distancia.

Desde su impactante film de terror, la perturbadora "La Profecía", su gran concepción de la primera "Superman", pasando por esa extrañeza en el genero de aventuras y ficción "El Hechizo del Águila" hasta llegar a la buddy movie icono de la comedia de acción como "Arma Mortal". Otro regreso es el de Bruce Willis, o mejor dicho, la confirmación de un regreso que se había insinuado en 2005 con buenos títulos del genero policial que lo tuvieron como protagonista al eterno héroe de acción cuya incursión en géneros diversos no le había traído los beneficios esperados en el ultimo tiempo. Es la vuelta al policial comercial y con contenido, aquel que Willis junto a Harrison Ford y Mel Gibson estelarizaron en los '90 como héroes de acción indiscutidos.

Buena combinación de suspenso y acción, "16 Calles" es un policial bien contado, porque pese a sus limitaciones narrativas que como toda producción de este estilo cuenta con numerosos clisés en su camino, el nervio y la tensión de thriller que le imprime Donner a su puesta en escena que tiene como ámbito exclusivo a las calles de Nueva York. Al montaje frenético que acompaña la carrera contrarreloj de una historia contada en tiempo real y con un vistoso juego de cámaras que aumenta el clímax y crea atmósferas de genero donde se develan personajes conflictuados moralmente, intereses de poder y situaciones que requieren soluciones tan inmediatas como arriesgadas.

A medida que se suceden los vueltas de tuerca típicos de los policiales, pero en este caso con lógica y precisión, el film va aportando elementos indispensables que le sirven para una correcta resolución acorde a un film de estas características, similar al que hace casi tres décadas concibiera Clint Eastwood en "Ruta Suicida", del cual Donner parece tomar mas de una idea argumentativa. Cabe destacar al thriller por su originalidad en cuanto a la temática y su planteamiento, rodado de forma independiente, con un presupuesto menor, esta lejos de la parafernalia que representa el despliegue de las superproducciones y se acerca mas a los policiales de clase b que dirigiera Donner en los '70. El film trae consigo reminiscencias de series clásicas del genero como las televisivas "El Fugitivo" o "Las Calles de San Francisco". 

Bruce Willis merece un comentario aparte. Es una figura de peso en el cine de acción y se gano su lugar gracias a títulos inolvidables y referentes del genero. Esta especie de extensión que parece componer del personaje de John McClane en "Duro de Matar" se percibe en este film con un matiz que lo hace mas rico aun: veterano, gordo, cansado y desmoralizado llegara hasta las ultimas consecuencias para cumplir su deber. 

Completan el reparto Mos Def en otra realmente insoportable incursión del rapero en la actuación para una suerte de antitesis del personaje de Willis, que se convierte en su inesperada dupla e impensado aliado cuyo juego de caracteres muchas veces se pierde en diálogos intrascendentes o en climas lúdicos que desmerecen la tensión del film, mientras que David Morse es una siempre sólida garantía de reparto y una vez mas, para explotar su buen tino para componer personajes villanos. 

Un film con la impronta de Donner, la fuerte personalidad de Willis y la identidad de un gènero como el policial que no se agota para entregar este tipo de historias que atrapan y entretienen.


Clip - trailer:
 



2 comentarios:

  1. Me gustó mucho tu comentario sobre "16 calles" completo y claro. Buen director Donner y buena la trama, también la actuación de Willis.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer el blog y comentar. Sos muy amable, saludos!

      Eliminar