jueves, 25 de abril de 2013

HOLLYWOOD - CRUZADA (Kingdom of Heaven, 2006) de Ridley Scott




 
IMPERSONALÌSIMO

* *
REGULAR


Difícil tarea para Ridley Scott en su segunda incursión en el cine épico emular la imponente y poderosa "Gladiador". Segundas partes casi nunca fueron buenas y el efecto post Gladiador se hace notar. Scott -uno de los últimos exponentes del cine de autor americano- reúne a todo el equipo técnico de la citada película y esta vez cita la historia mil años después de Cristo en un conflicto religioso entre islámicos y judíos en las cruzadas que emprenden para ganar terreno e imponer sus ideales, creencias y costumbres.

Balian, es un joven herrero francés quien ha perdido a su familia y está a punto de perder la fe. El destino llega en busca de Balian de la mano de Godfrey de Ibelin, un cruzado que está brevemente en su hogar en Francia después de haber luchado para mantener la paz en la Tierra Santa. Revelando ser el padre de Balian, Godfrey le muestra el verdadero significado de la Caballería al tiempo en que lo lleva de viaje hacia la mítica Jerusalén. A la muerte inesperada de Godfrey, éste le hereda a su hijo su espada y el juramento sagrado de proteger a los desvalidos, salvaguardar la paz y trabajar a favor de la armonía entre las religiones y las culturas. Balian toma la espada y da el paso hacia la historia.

Para analizar el guión hay un punto a tener en cuenta, Scott jamás parcializa en cuanto a la historia que pretende contar, se mantiene neutro asumiendo que hay buenos y malos en ambas partes y destacando el poder corruptible del ser humano por sobre lo inmaculado de las religiones, sea cual fuere. De todas maneras es el guión alterna buenas y malas con un balance final negativo: el comienzo de la historia es bastante torpe y apurado en su planteamiento, demasiado lineal en cuanto a presentación de personajes y de los motivos que llevan a estos a luchar por sus ideales, sin profundizar demasiado en una trama que a diferencia de "Gladiador" no presenta a un héroe salvador que destaque por sobre el resto sino a un grupo de hombres unidos luchando por sus ideas. 

El relato es lento y su enfoque se ajusta mas a un cine de tipo político mas que al épico característico, es decir, las batallas son mas dialécticas que de lucha cuerpo a cuerpo y luego de una lenta primera hora recién podemos ver el despliegue en batalla. Por eso es que "Cruzada" no es una película de entretenimiento, es una evocación a un tema que dividió a los humanos desde el comienzo de la era Cristiana y que todavía hoy tiene vigencia, dichos puntos de vistas reflejados sin contradicciones ni dobles discursos.

Para evaluar la tarea del director hay que citar el contexto en el que se encuentra el film. En los años '50 directores como Lean, Wyler o De Mille transformaron y moldearon el cine épico que convirtieron en una tendencia fuerte que retomo Gibson con "Corazón Valiente" a mediados de los '90, desde Moisés, pasando por Cleopatra hasta Espartaco grandes figuras de la política y la religión. Lideres de pueblos fueron reflejadas con puntos de vista muy personales de sus directores, siendo este el caso, esta realización de Scott parece algo mas impersonal, vacìo de pasión por algunos momentos y no del todo impactante en términos de combinación narrativa con lo visual. 

Se hace fuerte en la ùltima hora con escenas de combate donde deja ver todo su despliegue apoyado en rubros técnicos perfectos, pero sin dudas se esperaba mas de este film que no será recordado como lo mas destacado de su trayectoria, que tiene exiguos elementos como para convencer y seguir la línea en menor medida de "Troya", otro exponente dentro de lo poco presentable que deparo el cine épico post Gladiador, efecto que continuara hasta que la moda pasajera se agote.

El elenco sufre los mismos inconvenientes que parecen una tendencia epidémica en estas películas. Al igual que "Rey Arturo" o "Alexander", hay una irregular dirección de actores. En otros pasados y mejores tiempos no era fácil conseguirse un papel en semejante producción, hoy en día cualquier cara bonita le gana la pulseada al buen talento e intèrpretes como los insípidos Orlando Bloom y Eva Green pueden conformar una dupla actoral protagónica que hubiera sido mejor destinada a una telenovela romántica, si bien la gravitación de ambos no es determinante al film. 

Un héroe sin carisma ni valor se contrapone contra las -aunque intermitentes- intervenciones de figuras sólidas como Jeremy Irons, Brendan Gleeson, Liam Neeson y Edward Norton que, curiosamente, aparece cubierto por una mascara y cuyo rostro no podemos ver a lo largo de todo el film.

Clip - trailer:


2 comentarios:

  1. Excelente reseña, a pesar de los baches que mencionas, me gusto la película, pero concuerdo con tu opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirta, gracias por leer y comentar, estarè subiendo crìticas en un mini ciclo de cine èpico estos dias.

      Saludos!

      Eliminar