miércoles, 13 de marzo de 2013

HOLLYWOOD - VUELO 93 (United 93, 2008) de Paul Greengrass




SOMOS TESTIGOS OCULARES


* * * * * 
EXCELENTE  



"Cayó por fin
el noble kamikaze
su piel ardió
quemando al enemigo
al ser tocado
cambió de rumbo
y apuntó hacia el fin
así le dio razón
a su sangre

Cayó por fin
el loco kamikaze
creyó ubicar,
su propio sol naciente
luego en su reino
el kamikaze comprendió su error
al fin
morir así
es en vano" -
Luis Alberto Spinetta, 1984



El 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones fueron secuestrados. Tres alcanzaron su objetivo. Uno no. "Vuelo 93" relata la historia de la tragedia del 11 de septiembre a través de una meticulosa recreación de los acontecimientos que rodearon el vuelo 93 de United Airlines, el último avión secuestrado aquella mañana, con el convencimiento de que a través del estudio de este hecho se pueda ver algo mucho más amplio: el estado actual del mundo.  
 
"Vuelo 93", realizada con el apoyo de las familias de los pasajeros que viajaban a bordo del avión, relata en tiempo real la dramática historia de lo que ocurrió en el aire y en tierra, mientras los pasajeros, la tripulación, los controladores aéreos y los centros militares intentaban entender y solucionar una crisis nunca imaginada previamente. 
 
"Vuelo 93" forma parte de una corriente que se veía venir. Cuando el 11 de Septiembre de 2001 un ataque terrorista conmovió al mundo asesinando miles de inocentes por culpa de una causa extremista donde intereses políticos y devoción religiosa se mezclan peligrosamente, todo hacia prever que no faltaría mucho para que esos hechos se recrearan en el cine, como forma de la sociedad norteamericana de exorcizar esos demonios que ese día concretaron lo imposible: corromper el tejido mas intimo y más férreo de una sociedad hasta ese momento inmune a cualquier invasión exterior de la clase que fuera. 

El golpe más certero no podía haber resultado: se destruyo el punto neurálgico de la idiosincrasia americana y de alguna manera esta corriente revisionista que comenzará con hace algunos años aquel documental episódico "11-9", que sigue ahora con Paul Greengrass y que continùa con Oliver Stone y su "Las Torres Gemelas", viene a redimir los valores éticos y morales de una nación que esta haciendo todavía su duelo y que se expresa a través de su cine para derrumbar los tabúes de su sociedad, quizás sea por eso que también y con el fantasma de la guerra en Irak todavía cerca no se conozca un film referente del genero (el bélico) desde hace ya un tiempo.  

Yendo puntualmente a analizar el film, la forma en que el director encara la historia y le da forma y contenido, lo es todo en esta película, que es a la vez vertiginosa y objetiva convirtiéndose en un impactante retrato del horror de aquel fatídico día. Su manejo de los ritmos para un perfecto juego de cámara en mano, montaje, fotografía y efectos que hacen un film con formas bien definidas entre el hecho documentalista y el drama psicológico.

El cine de gènero ejercitado otorga un contenido por medio del cual Greengrass arquitecta su obra, con una sentida dedicación a todos los miles de inocentes que perdieron la vida en ese día tan catastrófico para la humanidad y desde el punto de vista norteamericano, un golpe bajo al orgullo y la dignidad casi invulnerable de su bien estructurada sociedad donde ante semejante trastorno el aparato burocrático se desarma. Esto se ve plasmado en un film que no necesita caer en el patriotismo barato para lograr efectividad y cuyo gran realismo que combina una recreación de los hechos en donde no se hizo partìcipe a actores conocidos. Justamente, son caras comunes y desconocidas que hacen entender y sentir mucho mas el sufrimiento y acentúan la veracidad de la historia. Sumado a las escenas donde se da cuenta de las noticias al momento, el saldo entrega un trabajo de compaginación y planificación de gran calidad que se acopla a la contundente estructura de las fuerzas aeronáuticas norteamericanas, en las antipodas de las desgastadas, obsoletas, irresponsables, arcaicas y corruptas fuerzas aéreas argentinas que Enrique Piñeyro describiera en su serie de documentales de denuncia.  

El realizador de "Domingo Sangriento" y "La Supremacía Bourne" confirma una vez mas sus grandes dotes de realizador y el perfil personal que logra infundarle a sus películas, con sus clásicas tomas que lo caracterizan, esta vez consigue con este film que la cámara sea un testigo insoslayable de los hechos, consigue hacerse invisible en medio del horror, trasladarnos a nosotros espectadores ese lugar de contemplación, padecimiento e incertidumbre y dejar fluir esta tensión y ese nerviosismo que caracteriza a las casi dos horas de relato. 
 
Por mas que uno sepa el final y pueda anticiparlo, el ritmo es atrapante y los recursos cinematográficos que emplea envuelven al espectador desde un comienzo donde se vislumbra la calidad del film hasta los títulos finales precedidos de una imponente escena desarrollada en los últimos quince minutos y concebida con maestría cinematográfica para literalmente, dejar sin respiro al espectador y en esto reside el valor del film. El factor desencadénate de tensión y nerviosismo resulta clave, al mismo tiempo que uno se inquieta ante tanta aberraciòn, aùn sabiendo el desenlace, donde tantos terroristas como pasajeros pelean por sus causas: unos por la muerte como redención, otros por la vida como salvación. Ambos unidos en un rezo a su propio Dios en medio del caos y el descontrol de la situación que parece precipitarse a un final trágico a cada minuto. La esencia del instante vivido que nos identifica cada vez mas con la causa humana. 
 
Vuelo 93 es un film sumamente recomendable para el debate, con un final doloroso y angustiante, con un trasfondo ideológico vàlido para la polémica y, sobre todo, necesario para el mundo tan convulsionado de estos tiempos y sus futuras generaciones. Una joya del cine de hoy comprometida y audaz, sin maniqueísmos religiosos ni discursos de poder político en pleno ejercicio de una poderosa concepciòn del lenguaje cinematogràfico.
 
Clip - trailer


No hay comentarios:

Publicar un comentario