jueves, 17 de enero de 2013

INFANTIL / ANIMACIÓN - EL MAGO DE OZ (The Wizard of Oz, 1939) de Victor Fleming




LA EDAD DE LA INOCENCIA


* * * * *
EXCELENTE






Esta es una de las tantas -pero la más exitosa- adaptaciónes de este musical de aventuras que se convirtió rápidamente en un entretenimiento familiar que le dio el carácter de clásico indicutido. A la vez, Judy Garland se convirtió en una estrella indiscutida luego de ser la primera opción como intérprete protagónica al momento en que Shirley Temple abandonara el proyecto.



No fue solo este contratiempo el que llevó adelante "El Mago de Oz" durante su filmación. Resulta interesante saber la cantidad de nombres que estuvieron detrás de la escena, más precisamente en la silla de director; aunque solo los créditos finales reconocen a Victor Fleming, el mismísimo King Vidor se encargó de cierta escena clásica al inicio. 

Los contratiempos no terminan ahí, basta decir en la primera edición del film que no es la versión conocida finalmente y a algun productor se le aventuró sacar de la película la versión de "Over the Rainbow" interpretada de manera inolvidable por Judy Garland, un autentico clásico en la historia del cine. El emblemático tema se convirtió en una de las canciones ganadoras del Oscar mas recordadas que, vale decir, acompañó una segunda estatuilla en su haber, el de banda sonora.


Dorothy, una niña huérfana que vive con sus tíos en una granja en Kansas, se ve arrastrada junto con su perro Totó por un tornado que les transporta a un mundo fantástico, más allá del arco iris. Allí deseosa de regresar a casa, comienza un viaje hacia la ciudad de Oz, donde un gran mago es el único que puede hacer que regrese junto a sus tíos. Por el camino, entabla amistad con un espantapájaros sin cerebro, un hombre de hojalata que desea un corazón y un león cobarde. Todos juntos irán hacia Oz en busca de sus sueños.

 

Los números musicales son un autentico espectáculo y están realizados a la perfección resultando, para la época, visualmente asombrosos. Sumado a los decorados de colores chillones y al technicolor de su restauración cinematográfica, la hacen irresistible al paso del tiempo. Los musicales, mas quizás que ningún otro género, se apegan a estéticas, limitaciones y estilos visuales de la época. A estos efectos El Mago de Oz cumple con la máxima de transponer exitosamente una obra teatral a la pantalla llevándole a ella todo el despliegue y la imponencia visual que en el rubro teatral es más que acotado. 

El Mago de Oz dió vida al genero musical en su posterior esplendor como con "Cantando Bajo la Lluvia" o "Mary Poppins", y fue la primera película televisada en los años '50 , reviviendo en los '60 como estandarte del incipiente movimiento cultural hippie variás décadas después de su creación. La obra de Fleming perdura indeleble en el tiempo, desde épocas donde el cine era un terreno mágico e inexplorado, como una fantástica maravilla visual, un cuento mágico para niños, jóvenes y adultos de todas las generaciones.


Clip - trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada