miércoles, 28 de noviembre de 2012

CINE DE AUTOR - LA NARANJA MECÁNICA (An Orange Clockwork, 1971) de Stanley Kubrick








   
 TIEMPOS VIOLENTOS
(O LA 9na. SINFONÍA DE KUBRICK)



* * * * * 
EXCELENTE



Magníficamente adaptada de la novela de Anthony Burgess, Stanley Kubrick se propone mediante "La Naranja Mecánica" desenvolver la naturaleza de la violencia por medio de una sátira pseudo futurista, oscura e irónica. A manera de comedia negra presenta una radiografía incontrastable de la violencia en la sociedad de estos días, en un film de alto contenido polémico y aún más importante por su implicancia como proceso de un cine -el de los '70- que marcó a fuego una época de renovación y transición a lo largo de la historia de la cinematografía mundial.

Consecuentemente a este paradigma de cine violento y transgresor, fue estrenada con solo una semana de diferencia que la igualmente chocante y repulsiva "Perros de Paja". El tiempo la convirtió en un clásico del cine que trascendió y marcó un hito por su representación socio cultural, un lujo que esta a la altura de sólo un puñado de películas que han logrado semejante profundidad artística.

El resultado es un film que destaca el decaimiento y caos cultural de la época y del periodo abarcativo desde fines de los '70 a principios de los '80, combinando estilos clásicos en el vestuario y maquillaje a estilo futuristas en la ambientación. Su visión de la ultraviolencia a ritmo de la música clásica da como resultado una encarnizada sátira de una sociedad futura consumida por la violencia y el salvajismo. Kubrick en estado puro, con sus sus virtudes, excesos, desmesuras y caprichos.
 
Si un par de años atrás Kubrick se mostraba como un autentico visionario con su "2001, Odisea en el Espacio", en esta ocasión su visión futurista no parece tan lejana. Con una moral ambigua y una violencia explicita hasta el detalle el autor nos cuenta una sátira plena de sarcasmo, donde logra sacar humor de situaciones atípicas que van desde el absurdo a la brutalidad absoluta. Kubrick pone el acento en una Inglaterra donde otra vez la ambigüedad juega su juego entre la estupidez extrema de la política y la violencia siniestra de los delincuentes, como dos ejemplos del mundo al que se atreve a abordar y juzgar. 

Con una temática que no había sido tratada en el cine hasta el momento, lo que resulta una experiencia novedosa y única, el realizador nos pone en la piel de su protagonista: "La Naranja Mecánica" narra las aventuras de un joven cuyos principales intereses son la violación, la ultra-violencia y Beethoven. Alex tiene sus propios métodos para divertirse y descargar su tremenda agresividad y lo consigue disfrutando a expensas de la tragedia y la desgracia de los demás.

Estéticamente el film es igual de osado que desde su narrativa, con gran riqueza de elementos que van desde una lírica muy oscura a una grafica perturbadora. Desde su puesta en escena sobrecargada hasta la fotografía elegida sugieren un desorden y una alteración ultra violenta que van en conjunto con la temática del film y con su notable icono representativo, el personaje de Alex. En la piel de Malcom McDowell, en el mas importante papel actoral de su carrera, un jóven aristocrático, anti-héroe perfecto: de conducta perturbadora, sexópata, cínico, sadista y erigiendo la violencia como norma de su existencia.  

Kubrick, un auténtico provocador que deslumbra los sentidos y la mente, ejerce una demostración de fortaleza autoral que hace de su persona un verdadero genio del cine. Inobjetable desde lo estético, el film ha cobrado magnitud de obra de culto: polémica, extraña, agobiante, desagradable y magnética.



Clip - escena incial:



No hay comentarios:

Publicar un comentario