domingo, 28 de octubre de 2012

CLÁSICOS - BLADE RUNNER (ídem, 1982) de Ridley Scott





REVOLUCIONAR EL GÉNERO


* * * * *
EXCELENTE



Con "Blade Runner" estamos frente a una de las producciones de ficción mas ambiciosas de todos los tiempos, quizás una de las mas autenticas y brillantes que se hayan visto alguna vez. Para el momento histórico de avances tecnológicos que se viviían, el film era todo un desafío y para Ridley Scott la consagración definitiva luego de la magnifica "Alien" (1979). 

Con un costo de 30 millones de dólares Scott rodó la historia futurista que situaba la acción en un planeta Tierra deteriorado por la superpoblación, lo que obligo a los humanos a colonizar otros planetas, donde se genéticamente se crean los replicantes. En un futuro no muy lejano los hombres han alcanzado el conocimiento necesario para fabricar androides idénticos a ellos mismos. 

Estos "replicantes" se utilizan como esclavos en las tareas más difíciles de las colonias estelares, y no se les permite vivir más de unos años determinados para evitar la rebelión de los mismos. Presos de su intrínseco instinto humano de libertad estos seres adormecidos en busca de un progreso, se rebelarán y amenazarán con terminar con lo que queda de la humanidad.
La dirección de Ridley Scott fue llevada a cabo resguardando hasta el mínimo detalle. Poniendo especial cuidado en la escenografia se creo un ambiente sórdido y sombrío en la Los Ángeles de 2019 representada en enormes maquetas con calles nocturnas y lluviosas, luces de neón y gigantes carteles publicitarios, marcando esta implementación de tono apocalíptico un antes y un después en el genero de ficción. 

Gran parte del presupuesto del film fue destinado al mejoramiento de los efectos especiales para los que su director contó nada menos con el encargado de realizar los mismos para "2001, Odisea en el Espacio". La excelente fotografía y sonorización son puntos a tener en cuenta. Cabe aclarar en este caso, que el montaje final fue decidido por la productora y no por el director y recién en 1991 se conoció la versión de Scott, en su "director's cut"

Los personajes también están muy bien definidos y su evolución a lo largo de la historia suma interés al film, como estudio social que pretende ser de un hipotético y aterrador futuro. El elenco cuenta como protagonista principal con un jóven Harrison Ford, quien aborda su personaje de forma comprometedora y audaz. Rutger Hauer (un clásico entre los villanos) y Daryl Hannah (la chica sexy de moda por entonces) alcanzaron gran popularidad con sus interpretaciones, y quizás también el éxito mas grande de sus carreras. Misma suerte corrieron los personajes de Edward James Olmos y Sean Young, de gravitación inconstante en el radar hollywoodense.

Con transgresión estética y recursos visuales nunca antes utilizados, la obra de Scott revolucionó el género y esta propensa a diversas interpretaciones gracias a sus intrincados y complejos cuadros comunicativos y puntos de vista, ricos en elementos del género y propios de una narrativa impecable. La trama argumental se fortalece en varios aspectos de índole social y los hechos que se transcurren a lo largo del film son una columna sólida para su funcionamiento, ya que sin tan profunda ideología vertida los efectos especiales hubieran quedado vacíos.

2 comentarios:

  1. Es lenta. la ciudad impacta. Creo que no la supe apreciar como correspondía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un punto de inflexión para el género de ciencia ficción

      Eliminar