viernes, 20 de julio de 2012

PROTAGONISTAS - Marlon Brando (1924-2004)






 ELOGIO A LA DESMESURA



La grandeza, la polémica y los excesos que rodearon a la trayectoria de Marlon Brando resultan por demás ejemplificadoras a la hora de reflejar lo que fue la vida de este singular interprete, referente exponencial de la cinematografía del siglo XX. Admirado y criticado en igual intensidad, este actor supo cautivar a los amantes del cine y cambiar para siempre la concepción de la actuación como representación artística. Colegas como Jack Nicholson, Al Pacino, Dustin Hoffman, Robert Duvall y Gene Hackman son la camada que continuó a Brando y quienes llenaron su boca de elogios, calificándolo sin dudas como el mejor y jurando imitarlo por siempre. Aunque quizás por legado, trayectoria y estilo sea Robert De Niro su mas natural heredero.

Dotado de un talento sin limites, de un carisma y genio único supo ganarse de las formas mas singulares sus papeles. Decenas de anécdotas podrían contarse de los métodos que usaba para convencer a los productores para que lo contrataran, lo que hablaba de su sentido del humor casi sin escrúpulos. Su presencia física fuera de escena revolucionó modas y estéticas de la época mientras que sus memorables interpretaciones en pantalla marcaron a fuego su leyenda, su mito inigualable.

Profundo admirador de Laurence Olivier, excéntrico e impredecible, impuso el hoy famoso y popular método del "Actor's Studio", por el cual conseguía sus mejores interpretaciones al reflejar en el guión experiencias personales y cotidianas. Como anécdota, es sabido también que no memorizaba sus frases y se valía de carteles escritos en los decorados o en las mismas espaldas de los actores para lograr así una mas veraz interpretación.

Los números de su carrera indican que fue nominado siete veces a los premios Oscar y que gano dos, uno en 1954 por "Nido de Ratas" y otro en 1972 por "El Padrino", pero su trayectoria es mucho mas que grande que sus logros individuales. En los años '50 comenzó a actuar y gozó de su mejor momento en papeles estelares en grandes películas como "Un Tranvía Llamado Deseo" (1951), "Viva Zapata" (1952), "Julio César" (1953), "El Salvaje" (1953), "Los Chicos y las Muchachas" (1955), "La Casa de Té en la Luna" (1956) y "Sayonara" (1957). En la posterior década su carrera parecía hundirse en el abismo de su propia inconsistencia hasta que en 1969 protagonizó con gran repercusión  "Queimada" para luego revivir en 1972 con "El Ultimo Tango en Paris", quizás su mejor interpretación y una fiel muestra de que su talento estaba intacto y su llama interior aún viva mas allá de su dilatada y discontinua trayectoria. 

"Apocalypse Now" (1979) y "Una Estación Árida" (1989) representaron sus ultimas grandes actuaciones. De ahí en mas se dedicó solo a volver a trabajar bajo contratos millonarios en apariciones de reparto en un claro reflejo de que la pasión por su labor y el romance con el medio se habían acabado definitivamente. Como ocurrió en "Superman" (1978), "Cristóbal Colon" (1992), "Don Juan De Marco" (1995), "La Isla del Dr. Moreau" (1996) y "Cuenta Final" (2001), la mayoría títulos de dudosa calidad y pobre rendimiento en la taquilla.

Notorio defensor de los derechos humanos supo impulsar causas en beneficio de las clases menores. Su relación con el ambiente del periodismo fue turbulenta. Bajo una hosca y huraña personalidad, adquirida por culpa de una infancia violenta y abandonica, mantuvo en el mas absoluto secreto su vida privada, sus affairs amorosos y la crianza de sus hijos. Mostró su lado empresarial al comprar una isla y administrar en ella un hotel y un zoológico a mediados de los '60, pasatiempo al que recurría cuando se cansaba de actuar y elegía alejarse del medio.

Sus colegas actores lo reconocían como un gran compañero y una gran persona, solidario, predispuesto y de buen humor. Sin emabrgo, durante toda su carrera su relación con los directores y guionistas no fue la mejor que podia esperarse. Por el contrario, muchos de sus proyectos estuvieron a punto de colapsar debido a su verborragia y su desenfreno que daba paso a continuas peleas y discusiones. 

En los últimos años, sumido en la depresión por sus dramas personales como el encarcelamiento de su hijo, el suicidio de su hija, los juicios por bienes que enfrentaba y sus problemas de salud, Brando se había visto expuesto a la prensa, involucrado en batallas legales y ridiculizado como nunca antes. Envuelto en escándalos de la crónica negra hollywoodense, los mismos ponían al descubierto a un hombre que vivió en la megalomanía y omnipotencia absoluta, llegando a planear su propia muerte y a diagramar su funeral.


Con una facilidad destructiva asombrosa Brando supo dilapidar todo lo que había logrado y obtenido, pero su nivel de actuación dejo marcas difíciles de borrar. Nacido un 3 de Abril de 1924 en un pueblo del estado de Nebraska, vivió sus últimos días en la tristeza de un pequeño hospital publico de los suburbios de Los Ángeles. Su solitaria partida acrecentará el aura de misterio que rodeó su existencia y la historia dirá  que con él se fué el ultimo de los salvajes.

2 comentarios:

  1. ¡Qué vida extraña! Dicen de él las cosas más alucinantes. No sabés qué creer o no. Era un genio,
    magnetizaba. Recuerdo su muerte en El último tango en París y en El Padrino.
    su personaje en Un tranvía... logra la turbadora ambivalencia de algo maligno que te mantiene pendiente. Queimada hizo de un cínico embajador inglés que promueve una sublevación de esclavos en su propio beneficio. Sayonara fue muy discutida, un intento por amigar a su país con Japón, aliado en la Guerra de Corea. Se cuenta de él la más alocada promiscuidad, sus mujeres terminaron odiándolo. Sus hijos destrozados. ¿Qué habrá sentido? Cuando vio que la fama era puro cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo que decis. Y traes a la memoria grandes films, con los cuales se comprometia ideologicamente. Seguro, su figura era magnetica, odiado o amado, pero ignorado jamas. Su turbulenta vida personal devoró al personaje, la fama seguramente no fue lo que imagino. Te recomiendo el capitulo que Juan Pando le dedica en el libro Cronica Negra de Hollywood. Imperdible.

      Eliminar