domingo, 22 de julio de 2012

DOCUMENTALES - FAHRENHEIT 9/11 (2004) de Michael Moore



AUDACIA, CONSPIRACIÓN Y DENUNCIA



* * * *
MUY BUENA




El exitoso y controvertido periodista y cineasta Michael Moore, quien fuera el enemigo publico nº 1 del poder estadounidense en la gestión Bush, explota una vez mas su faceta cineasta en otra notable realización tan provocadora y polémica como si antecesora "Bowling for Columbine" (2002) documental sobre la venta ilegal de armas y sus consecuencias en la sociedad americana, que le valió a Moore el Oscar de la Academia. El presente documental se encarga de mostrar las sospechas, las tramas oscuras y las sucesivas mentiras han ido rodeando al poder político durante el desempeño en la función pública del gobierno de Bush plagado de actos de corrupción, sucios negociados y torpes desempeños. 

Hechos probados por medio de un riguroso trabajo de investigación que el documentalista lleva a pantalla valiéndose de todos los recursos que aprendió a utilizar en muchos años de afortunado ejercicio de la dirección en una audaz critica a las altas esferas del poder. En su alegato anti George W. Bush, Michael Moore denuncia la situación política actual de la administración norteamericana que, excusándose en los acontecimientos del 11 de septiembre, ha llevado a cabo una política exterior de turbios manejos basada en sus intereses económicos y personales. El mundo del cine y la política sabe de la habilidad de Moore para levantar polvareda, agitar la controversia y concentrar sobre sí la atención de los medios. Nadie se sorprenderá al comprobar que no le teme a la manipulación ni aplica demasiado rigor periodístico a la hora de conjeturar y denunciar maquinaciones. 

Lo que al realizador le interesa es demostrar, directa y llanamente, la incompetencia y la necedad del gobierno de Bush. Hay que reconocer entonces, que éste ofrece abundantes flancos que el director de "Roger & Me" (1993) sabe explotar con inteligencia, sensibilidad y particular humor. El problema que Fahrenheit 9/11 no logra sortear en su totalidad, no es la realidad periodística expuesta sin tapujos, sino el planteo que hace el director respecto al conflicto bélico desatado en Irak, como consecuencia del ataque a las torres. Regodeándose por momentos en crudas escenas de la guerra que hacen innecesarios a la cuestión en si y que mas allá de reflejar la cruel realidad no aportan demasiado a la denuncia ni su verdad se sustenta en ésta. A estas alturas el negativismo de Moore para con las decisiones que tome el gobierno de turno está mas que probado.

De todas maneras, no es poco mérito haber logrado insertar la profusa cantidad de información política que contiene su película en un entretenimiento del que no están ausentes ni el sarcasmo burlón ni la emoción ni las imágenes más crudas de la guerra. Innegablemente Moore muestra de forma impactante hechos resonantes, incontestables y totalmente respaldados por la verdad de las fuentes. Es rescatable la transparencia de Moore para denunciar los hechos políticos, en un ejercicio cinematográfico sin precedentes. El director, arriesgado, incisivo y comprometido a la causa a riesgo de pagar un alto precio público, refleja su punto de vista desnudando una verdad implacable, poderosa y contundente.


Clip - película completa:


No hay comentarios:

Publicar un comentario