lunes, 23 de julio de 2012

CINE ORIENTAL - ZATOÍCHI (ídem, 2003) de Takeshi Kitano


 



AS DE ESPADAS


* * * * 
MUY BUENA

Zatoichi es la última aventura de Takeshi Kitano que busca nuevos horizontes y sorprende con una propuesta novedosa. Un ícono del cine oriental moderno, que solo por esta vez se alejó del genero gángster para dejar su huella en el tradicional subgénero samurai. Zatoichi es un personaje de Kan Shimozawa que tuvo como protagonista una gran serie de películas, 26 films desde 1962 hasta 1989. El guión a cargo de Kitano adapta la historia basada en dichas novelas, y contiene una interesante y disfrutable mixtura de géneros.

Ubicada en Japón en el siglo XIX, Zatoichi es un vagabundo errante, anciano y ciego que se gana la vida dando masajes y jugando a los dados. Pero detrás de su humilde fachada, Zatoichi es un gran espadachín, y junto a su legendaria espada y su andar de ciudad en ciudad, el destino del samurai se verá involucrado en situaciones violentas que dominan la ciudad que habita.

La historia, además de presentar a su protagonista como un misterioso, improvisado y enigmático héroe, va nutriendo al film de personajes y tramas secundarias. Valiéndose de recursos humorísticos como gags a medio camino entre el slapstick y el humor amarillo, el film adquiere su impronta y las tramas que se tejen van tomando forma y otorgándole al desarrollo de la misma una dosis del entretenimiento y la variedad que suelen ofrecer estas propuestas del cine de samurais orientales.  

Con los tópicos característicos acerca del honor, el sacrificio y la traición de la tradición samurai, el film se combina con escenas de acción al mejor estilo clásico que el subgénero ofrece, toques de comedia de la mano de personajes tan extraños como simpáticos y el condimento singular de algunos números de música y baile. La dirección de Kitano es sobresaliente y se vale de un gran manejo de cámaras para escenificar enfrentamientos donde los efectos visuales y la coreografía juegan un papel muy importante, definiendo el estilo del film.
 
De tono surrealista, esta aventura de samurais y venganzas utiliza inmejorablemente los elementos del western. La efectividad con la que aborda una amplia gama genérica habla por si sola del multifacético talento de Kitano. Autor de culto en su Japón natal, quien a lo largo de su carrera oficiara de cantante, humorista, actor, director, guionista, montajista de sus films, construye una parábola tan violenta como cómica. Y en su ductilidad liviana e incatalogable encuentra la brillantez, sutileza, inteligencia, agilidad y extraña gracia a lo largo de sus dos horas de duración.

2 comentarios:

  1. Parece que tiene calidad, todo lo expuesto en este párrafo, me llama mucho la atención.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario y apreciación, te agradezco la lectura y me alegro si te interesó ver la película. Es un film de mucha calidad, si te llama la atención no pierdas la oportunidad de verlo.

    ResponderEliminar