viernes, 25 de mayo de 2012

DIRECTORES - Eric Rohmer (1920-2010)


 


UN GENIO DE LA OBSERVACION 




Eric Rohmer será por siempre una figura trascendente en la historia del cine, uno de los mayores y más influyentes talentos cinematográficos del siglo XX. Nada menos porque formo parte importante de un grupo de jóvenes cinéfilos que cambio el curso de la historia, innovando en el concepto de la crítica de cine y transformando para siempre las formas de realización cinematográfica. Bajo el ala de su gran maestro Andre Bazin y junto a otros vanguardistas de la talla de Jean Luc Godard, Alan Resnais, Claude Chabrol y Jacques Rivette formo parte de la denominada nueva ola francesa de los ’60, Nouvelle Vague. Todos ellos formaron parte de la revista de critica Cahiers du Cinema, de la que Rohmer fue jefe de redacción desde 1957 hasta 1963. Anteriormente, en los ’50  había fundado Gazzete du Cinema, junto a Francois Truffaut.
 
El cine de Rohmer ofrece un espectáculo bastante más bien sutil: el del comportamiento humano observado con intuición e inteligencia. Este erudito de la literatura, este estandarte de la modestia profundizó con finos diálogos en las costumbres de la sociedad de hoy. Un teórico del séptimo arte, un adelantado a su época, su modernismo no se enmarcaba en los cánones del progreso cinematográfico contemporáneo. En tiempos donde la parafernalia de efectos especiales nos deslumbra y apabulla, donde el avance digital es innegable, donde el factor tecnológico le quita preponderancia al factor humano, Eric Rohmer -hace medio siglo ya- cultivó un cine más sugerente, de observación. Su gran virtud fue la capacidad para sugerir el comportamiento humano con gran inteligencia y una buena dosis de desamor.
 
Rohmer , paralelo a su labor teórica como critico dirigió 27 films. Desde su debut en los largometrajes 1959 El Signo del León (Le Signe du Lion) hasta su película despedida en 2007 El Romance de Astrea y Celadon (Les amours d'Astrée et de Céladon)  su filmografía desborda calidad. La Coleccionista (La collectionneuse, 1967), La Dama y el Duque (L'anglaise et le duc, 2001), Triple Agente (Triple Agent, 2004) y El Rayo Verde (Le Rayon Verte, 1986) son algunos de sus títulos mas recordados. 

Un estandarte de la renovación cinematográfica, fue un defensor del cine de Emile Griffith, “un necesario volver a las fuentes”, como el lo llamaba en su preocupación constante por el estado cinematográfico de nuestros días. Reconocido mundialmente hasta lograr en 2001 el León de Oro a la trayectoria en Venecia, Rohmer fue un admirador de sus predecesores Jaques Tati y Jean Rendir. Y al promover un cine de autor también fue un defensor a ultranza de varios realizadores de Hollywood: Howard Hawks, Orson Welles, Alfred Hitchcock y John Ford también formaron parte de su escuela.
 
Incansable pensador, revolucionario de la técnica y la narrativa, persiguió la búsqueda del realismo y cultivo el intimismo y la frescura de la conducta humana en sus obras, esas que aún cautivan a generaciones posteriores.  A contramano del cine de hoy, para el era fundamental el papel del espectador en su cine. El pretendía un espectador involucrado de forma permanente, reflexivo a sus obras, un público activo, que pensara junto con él las relaciones personales que sus films plasmaran.
 
Como dicho, un estandarte de una corriente cinematográfica vigente a sus valores, Rohmer se mantuvo activo e intacto hasta sus últimos años. De carácter vigoroso, intelecto agudo y naturaleza incisiva, de principios coherentes a los estilos de autor cahieristas, plasmo su realidad del mundo y sus dilemas existenciales. Así observó a sus criaturas humanas, creó climas intimistas, confrontó sus dudas y contradicciones, elaboró jugosos diálogos. Un cine destinado a quienes tengan la paciencia y la profundidad necesaria para observar el sentido moral de cada una de sus historias.


Filmografía

Journal d'un scélérat (1950)
Présentation ou Charlotte et son steak (1951)
Les Petites filles modèles (1952)
Bérénice (1954)
La Sonate à Kreutzer (1956)
Véronique et son cancre (1958)
Le Signe du Lion (1959)
La Carrière de Suzanne (1963), 'CM'
La Boulangère de Monceau (1962), 'CM'
Nadja à Paris (1964)
Place de l'Étoile (1965)
Une Étudiante d'aujourd'hui (1966)
Fermière à Montfauçon (1967)
La coleccionista (1967), 'CM'
Mi noche con Maud (1969), 'CM'
Le Genou de Claire (1971), 'CM'
L'Amour l'après-midi (1972), 'CM'
La marquesa de O (1976)
Perceval le Gallois (1978)
La Femme de l'aviateur (1980), 'CP'
La buena boda (1982), 'CP'
Loup y es-tu? (1983)
Pauline en la playa (1983), 'CP'
Las noches de la luna llena (1984), 'CP'
El rayo verde (1986), 'CP'
Quatre aventures de Reinette et Mirabelle (1987), 'CP'
L'Ami de mon amie (1987), 'CP'
Cuento de primavera (1990), 'CCE'
Conte d'hiver (1992), 'CCE'
L'Arbre, le maire et la médiathèque (1993)
Les Rendez-vous de Paris (1995)
Cuento de verano (1996), 'CCE'
Conte d'automne (1998), 'CCE'
L'Anglaise et le duc (2000)
Triple Agent (2004)

Les Amours d'Astrée et Céladon (2007)


2 comentarios:

  1. Me gustó Cuento de otoño. Diálogos de pareja tan
    particulares, de ritmo pausado y sugerente, con muchos matices. El deseo por el amor. ¿No es el que filmó los cuentos morales? La rodilla de Clara o Mi noche con Maude. Me las perdí. Voy a ver si las consigo. Veo que la nouvelle vague fue un movimiento de renovación muy heterogéneo donde cada director tenía una libertad creativa para mostrar su visión personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nouvelle vague y el impacto académico de ésta a través de Cahiers le deben muchisimo a Rohmer. Heterogéneo, pero no tanto como el expresionismo alemán, algunos aún discuten si puede considerársele "Movimiento".

      Eliminar